Dispuesto a mantener mí propósito de hablar más de libros, he recordado uno que  termine uno hace poco y del que tenía bastantes ganas de hablar, pero por una razón o por otra lo he ido posponiendo más de la cuenta. Earth Abides/La Tierra Permanece (1949), la única obra de ciencia-ficción de George R. Stewart, es un relato post-apocalíptico que nos muestra una imagen de la humanidad que me dejo con una sensación muy (demasiado) agridulce pese a que a ratos disfruté mucho de su lectura, sensaciones que ahora quiero compartir con todos los lectores de Brainstomping.

earth-abides-la-tierra-permanece-george-r-stewart_libro-novel-book_ (4)Uno de los post-apocalipsis mas deprimentes que me he encontrado en la vida

Isherwood (Ish) Williams es un estudiante de geografía que mientras trabaja en su tesis en las montañas, es mordido por una serpiente de cascabel y se pasa varias semanas en su cabaña al borde de la muerte por los efectos del veneno de la serpiente y por una misteriosa enfermedad similar al sarampión que ha contraído casi al mismo tiempo (ya es mala suerte) Pese a todo Ish sobrevive, pero para cuando recupera sus fuerzas y regresa a la civilización se encuentra con que no ya queda civilización a la que regresar. Ish no tarda en descubrir que mientras se encontraba moribundo en las montañas aislado del mundo, se perdió el “apocalipsis”, y que esa misteriosa enfermedad que le atacó causo estragos en el resto de la población, exterminando lenta pero implacablemente a la inmensa mayoría de la humanidad…

earth-abides-la-tierra-permanece-george-r-stewart_libro-novel-book_ (2)Yo cuando me he recuperado de una enfermedad lo peor que me he encontrado es la cara que se me ha quedado

Ish trata de no rendirse y sabiendo que no puede ser el único que ha sobrevivido, parte en búsqueda de supervivientes en su ciudad natal, con la esperanza de encontrar a su familia. El viaje es largo y difícil, y los escasísimos supervivientes con los que se cruza parecen haberse rendido y estar “muertos” en vida. Pero no todos son así, unos pocos aun se agarran a la vida, entre ellos Emma, una mujer con la que rehará su vida y que se convertirá en la primera de una pequeña comunidad que tratara de seguir adelante y sobrevivir en este nuevo mundo que ahora resulta tan grande y tan vacio…

earth-abides-la-tierra-permanece-george-r-stewart_libro-novel-book_ (3)Mas supervivientes, una pareja, seguro que a partir de aquí va todo a mejor… ¿verdad?

A mi estas historias de supervivencia, ya sea tras un “apocalipsis” o por algún tipo de aislamiento involuntario como Soy Leyenda (y The Omega Man), Mad Max, Robinson Crusoe etc, siempre me han fascinado. Pero lo que más me había gustado siempre era que sus protagonistas en su mayor parte no se rendían, daba igual lo que les cayera encima, se levantaban y seguían adelante, y eso no es lo que me he encontrado precisamente en este libro. Si tuviera que definir “La Tierra Permanece” con una palabra esta seria “apatía”. El “apocalipsis” que se nos narra aquí ha sido algo tranquilo, sin caos, sin destrozos… la humanidad simplemente cayó enferma, fue a hospitales y murió tranquilamente sin dejar cadáveres por las calles, ni restos de disturbios ni nada, todo muy limpio y aséptico.

earth-abides-la-tierra-permanece-george-r-stewart_libro-novel-book_ (1)Y así acaba la civilización, sin hacer ruido…

Sus protagonistas comparten también esta actitud ante todo, simplemente se dejan llevar, mientras la electricidad y el agua corriente siguen funcionando disfrutan de esas comodidades sin preocuparse por lo que sucederá cuando inevitablemente dejen de funcionar por falta de mantenimiento, y cuando esto sucede y los logros de la civilización se derrumba a su alrededor simplemente se encogen de hombros y se conforman con su nueva situación, viviendo a oscuras, acarreando agua de manantiales y sin cultivar ni recolectar alimentos, alimentándose con las latas que saquean de las tiendas de la ciudad. Y aunque Ish se rebela contra todo esto y sabe que si la humanidad va a sobrevivir no será conformándose con este destino, pareciendo a ratos un Quijote solo contra el mundo, acaba dejándose arrastrar también por esta mentalidad y se rinde, acabando compartiendo (a ratos mas bien promoviendo) incluso la necesidad de aislarse en su comunidad y no buscar contacto con otros posibles grupos de supervivientes por miedo a como puedan ser.

Corgi-0184-Stewart Earth AbidesSi, Ish tiene cara de no creerse la clase de compañeros que le han tocado.

Pero lo que más me ha molestado del libro (a ratos incluso cabreado) es en el tramo final del mismo, cuando los primeros niños nacidos tras la plaga que ha exterminado a la humanidad son lo bastante mayores como para empezar su educación. Ish es el único que considera esto importante, piensa que en la biblioteca de la ciudad, y en los conocimientos que encierran sus libros está la clave para la salvación de la humanidad. Pero sus compañeros se desentienden del asunto y se limitan a vivir día a día con lo que saquean de los restos de la civilización. Pero esta voluntad de Ish se viene abajo cuando comprueba como los niños no quieren estar encerrados unas pocas horas al día aprendiendo a leer y escribir, por lo que entre esto y un triste suceso que le derrumba del todo, se rinde también y disuelve las clases. En una sola generación esta comunidad está formada por analfabetos supersticiosos que sobreviven de la caza y la recolección de frutas.

earthabidescoverdetailSi es que es para irse a vivir solo a una isla desierta y no saber nada mas de tus compañeros y descendientes…

No sé si el mensaje que quería transmitir George R. Stewart era una especie de advertencia acerca de su desencanto hacia la sociedad y su convencimiento de que en un suceso así la humanidad no sería capaz de mantener los logros logrados en los últimos siglos. Pero más bien parecía que Stewart era de esos que pensaban (no sería el primer relato de ciencia-ficción en ese sentido que me encuentro) que la humanidad estaría mejor librándonos de los “pecados” de la civilización moderna (moderna para los años 40) y volviendo a un modo de vida más primitivo y mas “puro”…

george-r-stewartEste hombre o era muy pesimista o tenia una visión de la humanidad que no comparto en absoluto…

Pero fuese cual fuese su intención, el libro acabo dejándome con muy mal sabor de boca, y esto es una pena, porque disfrute de la lectura de la mayor parte del libro, pero ese mensaje que transmite al final lo que consiguió fue dejarme casi tan hundido y por los suelos  como a su protagonista. A pesar de ellos sí que quiero recomendar su lectura, el libro en su mayor parte merece la pena y es interesante ver ese derrumbe de la sociedad. Pero los que se animen a ello, por favor, que no lo lean cuando se encuentren bajos de ánimo, no es una experiencia que le recomiende a nadie…

Anuncios