Image sigue siendo la editorial de referencia en cuanto a diversidad temática, aunque es cierto que con cierta predisposición a la ciencia-ficción, algo de lo que nadie me vera quejarme jamás. Pero es que es difícil quejarse de una editorial en la que publican autores como Rick Remender, Brian Vaughan, Fiona Staples, Greg Rucka, Ed Brubaker o incluso el Jonathan Hickman bueno (no el gemelo malvado y tonto que escribe en Marvel) entre otros. Pero no solo de grandes nombres vive Image, por detrás de todos esos títulos que acaparan la mayoría de reseñas y premios podemos encontrar una larga lista de series a las que en muchos casos no les falta demasiado para pasar, ellas y sus autores, a esa primera división. Y luego hay casos extraños de comics que resultan muy entretenidos pero uno no entiende como nadie le ha dicho a su creador que igual su comic recuerda demasiado a otros muchos…

spread-hope-justin-jordan-imageIgual le hace falta un hacha mas grande…

No puede decirse que yo sea un gran fan de Justin Jordan. Sus etapas en Deathstroke me pareció infumable, ¡y eso que sustituía a Liefeld!, su Luther Strode me pareció una orgia de violencia sin sentido que me aburrió mortalmente y también tuvo el dudoso honor de ser el responsable de que dejase de leer una serie de Green Lantern (GL: New Guardians). Pero hace unos meses me puse a leer Dead Body Road y me gusto, si no era la historia más original del mundo, se trataba de una simple historia de traiciones y venganzas pero muy bien contada y con un regusto a cine clásico setentero que me dejo un buen sabor de boca. Así que con esto en mente, cuando vi que Justin Jordan publicaba nueva serie, Spread, decidí darle una oportunidad a ver si se mantenía la racha. Y si, el comic resulta entretenido, pero no consigo quitarme de encima la sensación de haberlo leído ya antes…

Dead-Body-Road_01-image-justin-jordanUna entretenida historia de venganzas que un día tendrá su propia reseña, prometido… en serio…

Nos encontramos en un mundo futuro y post-apocalíptico en el que un solitario y peligroso guerrero debe proteger con su vida en este inhóspito entorno a un bebe, una niña llamada Hope, en quien puede que resida la última esperanza para la tierra…

Cable-and-Hope-no-hope-spread-justin-jordanHombre, al tipo este no le brilla el ojo…

Y dicha niña es además la narradora de esta historia desde algún futuro distante…

spread-hope-justin-jordan-saga-hazelLa niña ni tiene cuernos ni parece pelirroja…

El propio Jordan ya alude en el epilogo del propio comic a algunas de estas curiosas coincidencias, e incluso alega que la idea de que la niña sea la narradora de la historia se le ocurrió antes de leer la superventas y multipremiada Saga… Aunque de Cable no dice nada pero sí que cita Lonewolf and Cub entre sus influencias (pero sigue siendo demasiada coincidencia el nombre y el género del bebe) Si a esto le sumamos que Justin Jordan describe el mundo de esta serie como el futuro de Mad Max en donde anda suelta la Cosa de Carpenter, nos queda claro que Jordan aquí no ha tenido más intención que mezclar todo lo que le gusta y hacer un comic con ello, aunque como se suele decir, la línea que separa el homenaje del plagio a veces es demasiado tenue.

spread-justin-jordan-image-comics (1)Si, definitivamente es la Cosa de Carpenter en el mundo de Mad Max

Pero “homenajes” a un lado veamos qué es lo que nos ofrece este comic. En este mundo futuro y extraño unas horribles e informes criaturas de origen incierto, Spread, se han apoderado del planeta. Son capaces de adaptarse a cualquier cosa e incluso de infectar a la mayoría de humanos, pero aquellos pocos que son inmunes a su infección no lo son a sus innumerables tentáculos, garras, mandíbulas o lo que quiera que sean capaces de fabricar en sus cuerpos multiformes, por lo que la supervivencia es algo extremadamente difícil. En ese mundo es donde vive No, uno de esos humanos resistentes a la infección de the Spread y cuya parquedad de palabras le ha valido ese curioso sobrenombre.

spread-justin-jordan-image-comics (3)Lo poco que habla lo compensa con lo mucho que actua

Pero todo cambia el día en el que No rescata de unos saqueadores a un bebe que ha sido robado de manos de la última superviviente de un misterioso campamento situado en una de las zonas infectadas. Un bebe que al principio No cree que se llama Hope, pero que no tarda en darse cuenta de que Hope (esperanza) no es exactamente su nombre, sino lo que representa, ya que en ese pequeño e indefenso bebe se encuentra la clave que podría librar a la humanidad de la plaga que la lleva asolando tanto tiempo…

spread-justin-jordan-image-comicsY con suerte un dia Kieron Gillen escribe las aventuras de esta chica de adulta…cof, cof

Está claro que en Spread, al menos en sus primeros números, no vamos a encontrar demasiada originalidad, pero eso lo compensa con una historia que de momento está resultando entretenida. Es verdad que ahora mismo el comic se encuentra en ese punto en el que puede remontar y convertirse en un gran comic o hundirse en la miseria de reciclar una y otra vez ideas que ya hemos visto incontables veces, y viendo el historial de Jordan me duele reconocer que hay más posibilidades de lo segundo. Pero de momento me agarrare a lo satisfecho que me dejo Dead Body Road y confiare en que Jordan siga por el buen camino y se aleje de todo aquello que me ha hecho alejarme a mí de su trabajo.

Anuncios