Space Opera de la rancia: Capitán Harlock

Cuando los mares de la tierra se quedaron sin vida, hubo gente que dijo “finalmente, ha llegado el fín de la humanidad” y lloraron por el futuro que le esperaba a la raza humana sin prestar atención al infinito mar que había sobre sus cabezas. También se rieron de aquellos que, creyendo firmemente en un nuevo y glorioso futuro para la humanidad, zarparon a ese mar sin límites, el espacio, sin importarles los enormes sacrificios que les exigiría. La gente les señaló con el dedo diciendo que no eran más que unos proscritos persiguiendo sueños absurdos. Nuestra historia comienza con este trasfondo, en el año 2977 dC…

harlock

Harlock, el primo germánico de Snake Plissken.

Capitán Harlock es un anime de finales de los 70 de… ¡Piratas espaciales! ¡Tiene que molar! Nos plantan en un futuro en el que la Tierra se alimenta a base de lo que cultivan los robots en otros planetas, y la humanidad, como el gobierno se lo da todo gratis, no tiene que trabajar y se dedica a tocarse las narices a dos manos. Los políticos viven más ocupados de jugar al golf y ver carreras de galgos que de bajar las pensiones o darle dinero a bancos que echan a la gente de sus casas, con lo que se puede decir perfectamente que esto es un futuro utópico a más no poder. Sin embargo y para evitar revueltas, el gobierno envía rayos atontadores a través de la televisión, aunque sea bastante redundante desde el momento en el que ¿quién cuernos va a querer rebelarse si ya te dan todo lo que pides? Pero nada, que estaban todos felices rascándose la barriga cuando aparece el Capitán Harlock y se dedica a atacar las naves de transporte de comida, afirmando que la humanidad es una vaga de cojones y que no se la merece. Y digo yo que quién se la va a merecer, ¿los robots que la cultivan? ¿Él, que roba parte de ella y el resto la destruye? La Tierra decide que hay que detener a Harlock e intentará reventarlo a la mínima oportunidad, pero la nave de Harlock es más dura que el Vic Viper del Gradius y revienta cualquier cosa que se le ponga por delante.

harlock flagHarlock llama a esto “la bandera de la libertad”. Yo la llamo bandera pirata de toda la vida, pero vamos…

Y así le iba la vida a Harlock, cuando aparecieron las amazonas espaciales y tiraron un pedrolo enorme sobre la Tierra en el que había escrito algo en maya que decía: “Este planeta es el segundo hogar de las amazonas”. El incidente provocó incendios y de todo, pero los bomberos pasaron de apagarlo porque era la hora del té y eso iba en contra del estatuto de los trabajadores. Y a mi que me empieza a parecer que el autor de esta historia es un tanto facha… La cuestión es que Harlock investiga el asunto y descubre que las amazonas quieren invadir la Tierra, pero los políticos pasan de su culo y le echan la culpa a el. Harlock, que pasa de la Tierra como de la mierda pero no de la hija de su mejor amigo que vive allí, decide acabar con las amazonas y su gigantesca flota de combate él solo, con dos cojones y un parche bien puesto.

harlock timónHarlock es un tipo más chapado a la antigua que el Ojo de Halcón de Fraction, usa timón para manejar su nave espacial…

¿Que podemos decir de esta serie? Pues que es hija de su época, eso ante todo. A finales de los 70 todo eran naves espaciales, brutos mecánicos como Mazinger o mezclas de ambas cosas como Gundam. El creador del manga original de Harlock, Reiji/Leiji Matsumoto (ese que a los niños de ahora les sonará por haber realizado algún videoclip de Daft Punk), ya había creado series como Battleship Yamato o Galaxy Express 999, con lo que llegaba al mundo de la space opera más o menos preparado. Sin embargo, la serie peca de la misma tosquedad de sus contemporaneas, ya que el anime no llegaría a “modernizarse” hasta la llegada de los 80 con Lum, Chicho Terremoto o Doctor Slump/Dragonball. Harlock es una serie complicada de tragar para los gustos actuales desde el momento en el que te plantea un mundo en el que casi todas las mujeres que aparecen en la serie son en realidad malvados invasores del espacio y las que no lo son mantienen el papel de compañeras/cocineras o gente para ser salvada. Aun así, la peor parte de la serie reside en el personaje de Harlock, un tipo que va por la vida en plan übermensch decidiendo lo que es mejor para los demás y tomando decisiones francamente discutibles como la de pasar olimpicamente de toda la población de la tierra porque tiene que salvar la vida de la hija de su amigo. O la peor de todas, cuando en el último episodio y habiendo derrotado ya a las amazonas, decide quedarse cruzado de brazos en su nave mientras ellas hacen un ataque a la Tierra en plan desagravio, y sólo mueve un dedo cuando el ordenador que controla su nave se pone a atacar por su cuenta a las amazonas. Lo importante es que el daño ya esta hecho, la ciudad está en ruinas y Harlock ha conseguido su objetivo, la humanidad ha vuelto a la edad media y tendrá que currárselo otra vez. ¿De qué cojones va este tío?

harlock arcadiasComparativa entre la nave de Harlock, la Arcadia, en la serie original de los 70 (abajo) y en la secuela/remake de 2002 (arriba).

No sería hasta 2002 (y algunos especiales, como “La Arcadia de mi Juventud”) que saliera una continuación, Endless Odyssey, en la que basicamente se repite la historia original cambiando a las amazonas por una especie de universo zombie entrópico que quiere acabar con el universo. Para este año hay anunciada una película cgi sobre el personaje, que espero que venga a ser algo mejor que lo que nos han dado hasta ahora, ya que ha sido realizada por algunos de los mejores profesionales que puede Japón en esto del anime. Veremos…

harlock cgiHarlock cgi. Y a mí que se me parece un huevo al tipo de los Castlevania de Mercury Steam

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios