Top 10 de lo peor del año en cómics

Una vez que Diógenes ha destripado cuales son, en su opinión, los peores videojuegos, series de tv y películas me toca a mí continuar, esta vez con la lista de los que me han parecido los peores comics de este año. La verdad es que la cosa ha estado bastante repartida, y eso que era un año en el que DC comics tenía todas las papeletas para copar solita incluso un top 40. Pero vayamos al grano y veamos cuales son estos comics que menos me han gustado.

¡Y porque no he encontrado una foto de cómics en un cubo de basura!

10 – X-Men Schism

Toda la miniserie para esto…

Se suponía que esta serie cambiaria a los X-Men para siempre y blablabla. Durante meses se estuvo caldeando el ambiente con la grave amenaza que se cernía sobre los Mutantes, salió a la venta una miniserie prologo al a saga en la que vimos a la Patrulla X casi aterrorizados ante lo que se les venía encima ya que no se veían capaces de detener dicha amenaza. ¿Que cual era esa amenaza? Un Centinela, un Centinela muy grande, un Centinela que se fue caminando hasta Utopía para destruirla… Que digo yo que podrían haberse sacado de la manga alguna amenaza que fuese, no sé, amenazadora. Pero un Centinela… Encima los personajes actuaban como enajenados, como si lo único que importase fuese el resultado final y les diese igual hacer una mierda de historia para llegar a ese resultado. Aunque al menso en este caso ha salido algo bueno de todo esto, las series de mutantes se han animado bastante y las dos colecciones principales han empezado realmente bien. Pero aun así Schism sigue siendo un mojón.

9 – Hulk de Jason Aaron y Marc Silvestri

Silvestri, quien te ha visto y quién te ve…

Tomar las riendas de la serie de Hulk tras la larga y divertida etapa de Greg Pak era una tarea sin duda complicada, no parecía fácil llenar el hueco dejado por este, y por lo visto hasta ahora no parece que Jason Aaron sea el destinado a llenarlo. De entrada tenemos a un Hulk que está separado de Bruce Banner (otra vez) porque si, y a un Hulk semisalvaje que está solo y quiere permanecer así, aunque al menos ahora es capaz de hablar de forma coherente. La única vuelta de tuerca a esta idea es que ahora Hulk es el “bueno” y un enloquecido Bruce Banner, convertido en una parodia del Dr. Moreau y dispuesto a todo por fusionarse de nuevo con su alter ego, es el “malo” de la serie, pero de momento no me está convenciendo. Al final Aaron lo que ha conseguido es quela serie del Hulk rojo, o Rulk, sea la más interesante de esta minifranquicia. Del dibujo prefiero ni hablar, me niego a creer que quienquiera que sea el que está perpetrando esos dibujos en la serie sea el mismo Mar Silvestri del que disfrutamos en la Patrulla X hace un par de décadas.

8- Avengers X-Sanction

Para esto mejor te hubieras quedado muerto…

Este no ha sido un buen año para los crossover en Marvel y se han empeñado en demostrarlo terminando el año con esto. Se supone que será otra de esas historias tras la cual ya nada será lo mismo y tal, ya nos conocemos la historia. Pero de momento lo único que hemos visto es que Jeph Loeb es tan malo como siempre. Los personajes actúan de forma absurda, las cosas pasan porque si y las motivaciones de Cable para hacer lo que hace son…. Pffff, de otro guionista esperaría una explicación convincente para todo esto, pero de este tipo solo espero que acabe pronto y que no vuelva a dedicarse a esto del comic en la vida.

7 – Batman Incorporated

Batman con su homologo de Japón…

De Morrison siempre he dicho que es capaz de lo mejor y de lo peor, y su trabajo con Batman se incluye sin duda en esta última categoría. Es verdad, que estrictamente hablando este no es un comic de 2011, comenzó a publicarse a finales del 2010, pero he pensado que se le podría hacer un hueco en este Top Ten, ya que tiene meritos de sobra para estar en él y total, por dos meses de nada… El trabajo previo de Morrison en Batman fue desastroso, una de sus idas de olla ocasionales en las que le importa más meter referencias a lo que leía de crio que molestarse en contar una buena historia. El culmen de esa etapa fue esta serie, en la que Batman se dedicaba a viajar por el mundo persiguiendo a un misterioso enemigo mientras trabajaba con los distintos miembros de su nueva Batfamilia. El Batman japonés, el francés, el indio, el argentino… todos desfilaron por las páginas de esta serie en una historia sin sentido que fue cortada antes del final para poder publicar eso del DC New 52 y que Morrison se ocupase de relanzar a Superman. Por desgracia a mediados de este año Morrison retomara las riendas de Batman y dudo que lo vaya a hacer ni la mitad de bien que lo hizo con Superman.

6 – Superman de Joseph Michael Straczynski

Caminante no hay camino, se hace camino al andar… ¡Pero es que tu vuelas, coño!

Si, vale, su etapa, al igual que sucedía con el Batman de Morrison, también comenzó a publicarse a finales de 2010, y fue en 2011 cuando acabo, así que porque no hacer una segunda excepción e incluir también esta serie. No sé si alguna vez sabremos que le paso a Straczynski, porque ha demostrado que sabe escribir, pero se ve que en esta ocasión no se esforzó demasiado. Le pusieron al mando de Superman Y Wonder Woman para relanzar ambas series y lo que consiguió fue una mezcla de bostezos y gritos de indignación. Con Superman no tuvo otra ocurrencia que contar que este se sentía desplazado y alejado de la humanidad y que la mejor manera de reconectar con la gente común era recorrer a pie los Estados Unidos para ver cómo vivían… Durante meses Superman no hizo otra cosa, caminar de un lado para otro hablando con la gente y encontrándose amenazas inverosímiles en cada pueblecito que visitaba. Y para rematarlo al final dio la espantada y la saga tuvieron que acabarla otros, todo un profesional.

5- El regreso de los años 90

Vuelve lo peorcito de los 90…

Sin duda una de las peores cosas que ha tenido este 2011 que ahora termina es la recuperación de todo aquello que hizo malo a los años 90. Autores como Scott Lobdell, Jim Lee o Rob Liefeld vuelven a estar en primer plano, algunos rescatados de algún insondable abismo del que jamás debieron salir. Y no han vuelto solos, Matanza ha regresado y sus camaradas simbiontes con él. Kaine, el clon malvado de Peter Parker también ha vuelto, y ahora adoptando el alias de Araña escarlata, tenemos un dos por uno y todo. Cable ha vuelto, en teoría a lo grande, para repartir estopa como en los viejos tiempos. Marvel va a relanzar la Era de Apocalipsis. Rob Liefeld ha vuelto para contarnos nuevas aventuras de Halcón y Paloma… La caja de Pandora está abierta y no sé yo si en el fondo quedara algo de esperanza.

4 – Fear Itself

Y al final ni daban miedo ni nada

Marvel aquí tenía una idea bastante buena, con muchas posibilidades, podría haber salido una historia épica que fuese recordada durante mucho tiempo. En lugar de eso tuvimos que aguantar una serie estirada como un chicle en la que apenas pasaba nada y cuando pasaba algo tampoco era muy interesante. El malvado hermano de Odín resulto ser un tipo que se quedaba en la retaguardia maldiciendo mucho, los personajes que agarraron los martillos creados por este rompieron cosas y poco más. Ah sí, y presenciamos un ataque a Washington a cargo de neonazis enfundados en armaduras robot de la 2º Guerra Mundial que tuvieron en jaque a los superhéroes durante buen aparte de la serie… Armaduras de la 2GM… ¡Si les costó menos repeler el ataque final de los Skrulls en Secret Invasion! Y si esta serie no se encuentra más adelante en la lista es solo porque hubo uno o dos comics relacionados con la saga que no estuvieron mal.

3 – Flashpoint

Y por mala que fuese peor fue lo que vino a continuación…

Que tu mejor idea para un crossover sea copiar de mala manera una de aquellas ideas absurdas de los 90 ya es grave. Encima hacerlo con tan poca gracia ya es para darle dos ostias al que dio luz verde a esto. En DC decidieron que necesitaban su propia Era de Apocalipsis pero centrada en Flash y lo hicieron de aquella manera… Al menos allí los cambios en la línea temporal tenían algo de sentido, aquí vemos como Flash salva a su madre de morir a manos del Profesor Zoom y eso provoca que el cohete de Kal-El se estrelle en Metrópolis, que sea Bruce el asesinado en el callejón del crimen y que Cyborg sea el mayor héroe de América. ¿Por qué? Porque si… Pero lo peor es que además de lo absurdo de la trama, las diversas series que formaban la historia no había por donde cogerlas, eran malas o muy malas, pero lo peor fue lo que vino a su término…

2 – Scott Lobdell y los Titanes (Y allegados)

Como destruir una de las principales series de DC en tan solo tres comics

Si a este tipo le habían mantenido alejado del comic de superhéroes era por algo. Durante años no supimos nada de él hasta el punto de que yo al menos hasta me había olvidado de que existía. Pero en DC ahora trabaja Bob Harras, y no se le ocurrió una idea mejor que rescatarle de donde quiera que estuviese metido y ponerle al frente no de una, ni de dos, sino de tres series en la nueva DC, Teen Titans, Superboy y Red Hood & The Outlaws. Y no es solo que le hayan dado a un inútil como Lobdell el mando de lo que queda de los Titanes en este universo, es que en unas pocas páginas de cada número 1 se ha encargado de destrozar a lo grande las mejores etapas del grupo. No solo ha hecho que los personajes que aun sobreviven estén irreconocibles, sino que se han eliminado de un plumazo a otros como Donna Troy o Wally West quienes no parecen tener cabida en este universo. Por no hablar de en lo que ha convertido a Speedy, Wonder Girl o Starfire… Si en el infierno hay un círculo dedicado a albergar a los malos guionistas, Lobdell debe tener un lugar de honor allí reservado.

1 – DC New 52

Y estoy por decir que es lo peor de la década

Si, así, en bloque, toda la idea, aunque se podría hacer un top ten perfectamente solo con las nuevas series de DC he preferido destacar solo un par y meter el resto en conjunto para no saturar. Porque pese a que hay unas pocas series que se salvan, no es suficiente como para que esto haya valido la pena. Porque son precisamente las que pasan de reebots y demás tonterías y continúan como si no hubiese pasado nada las únicas que valen la pena. En estos meses ha quedado más que demostrado que toda esta mamarrachada que han pergeñado Didio Lee y compañía no ha sido más que un bluff espectacular y confío en que se desinfle pronto y acabe con ellos dos y alguno más de patitas en la calle. Porque cargarse la continuidad de esa manera y borrar etapas enteras  para hacer esta chapuza, no tiene nombre y si lo tiene debe ser algo muy feo. Que no solo se han cargado un montón de buenas historias y han metido a lo peorcito del mundo del comic al cargo de muchas de sus colecciones, es que encima nos tenemos que tragar los rediseños de Jim Lee y compañía, rediseños que van desde lo infumable hasta lo vomitivo. Es por todo eso que este esperpento se ha ganado con creces ser lo peor del comic de este 2011.

Y con esto acabamos el año, confiemos en que para el 2012 nos cueste encontrar material para una lista así, aunque mucho me temo que lo que realmente sucederá es que nuevamente habrá demasiado para elegir.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Kurazaybo
21/12/2011 17:52

Me gustaria comentarles, pero no leo comics de este tipo. Aunque en geral puedo decir que me divierte este blog, pero si siento que tiran mala leche exclusivamente. Apreciaria que me dieran a conocer cosas buenas de vez en cuando.

Diógenes Pantarújez
Admin
21/12/2011 18:40
Responde a  Kurazaybo

Muchas veces si que hablamos de cosas que nos encantan, pero admito (por lo menos yo) que en ocasiones no hablamos de cosas que nos gustan demasiado porque somos un pelín inconformistas y nos gusta rendirles tributo como es debido y con un post más elaborado. De todas formas, la semana pasada mismamente hablamos de las 10 mejores historias del Doctor Muerte, un post en el que sólo predicábamos amor y dulzura. Y también hablamos de «Marciano vete a Casa», un libro divertidísimo que yo también recomiendo. Por no olvidarnos del post sobre The Old Republic, un MMO peligrosamente adictivo… Leer más »