El día de Junji Ito – 08: Falling

Sin duda volar ha sido siempre uno de los mayores sueños del hombre, despegar del suelo, elevarse hacia las nubes  y cruzar los cielos como los pájaros. Pero no podemos olvidarnos de que existe algo llamado gravedad y que esta es muy perra, haciendo que todo lo que suba, eventualmente tienda a bajar de nuevo. ¿Qué por qué digo todo esto? Porque Junji Ito toca todos los temas y el de volar no iba a ser una excepción, pero claro, como siempre pasa con él, todo visto desde su muy particular perspectiva.

También podría titularse “El ataque de la mujer gigante”

Todo comienza de una forma un tanto particular y por desgracia demasiado común en Japón, con una serie de suicidios, o al menos de intentos. Pero eso no es lo raro, lo raro es que todos los suicidas del pueblo han dejado una nota idéntica avisando de que van a ocurrir cosas extrañas en el pueblo.

¡Ella lo sabe! ¡Sabe que está en un comic de Junji Ito!

Y los problemas no han hecho más que comenzar, un montón de personas, todos los jóvenes del pueblo, comienzan a deambular como sonámbulos por las calles del pueblo, incluidos los que han tratado de suicidarse, quienes han escapado del hospital. ¿Tiene esto algo que ver con esos misteriosos eventos que van a tener lugar en el pueblo? ¿Se escapan porque saben que en un comic de Junji Ito no van a terminar bien?

Abre los ojos para levantarse pero luego caminan con los ojos cerrados. ¿Sentido? ¡Para que!

Sea como sea la situación empieza a desmadrarse, a la mañana siguiente la gente del pueblo localiza a uno de los desaparecidos, el pueblo corre hacia allí para ver quién es. Se trata de Erika, la esposa del protagonista de la historia, quien había tratado de suicidarse al comienzo de la misma. La han encontrado colgada de la rama de un árbol en lo alto de una colina. ¿Cómo ha llegado ahí arriba? ¿Y por qué esa obsesión en quitarse de en medio cuanto antes?

Ni bomberos ni policía, ese pueblo debía ser muy tranquilo

Pero Erika no está nada feliz, no quería ser salvada, no deja de murmurar que quería morir, y habla de algo horrible y espantoso. Su esposo no entiende que está sucediendo y a donde han ido a parar los otros doscientos desaparecidos. Es en ese momento cuando todo se vuelve raro de verdad. Erika comienza a flotar en el aire, si, a flotar, como un globo. Se eleva lentamente hasta ser detenida por el techo de su habitación sin que su marido sepa que hacer.

¡Aparte de lo obvio!

Mientras tanto en otro lugar, unos voluntarios del pueblo se disponen a registrar una cueva cercana a la zona donde fueron vistos por última vez los desaparecidos y donde apareció Erika colgada de un árbol. Es el único sitio que queda por registrar así que tal vez estén allí. Pero es un callejón sin salida, así que a la gente del pueblo no le queda otro remedio que tratar de hablar con Erika a ver si ella puede decirles donde están sus seres queridos.

Mil perdones por la “traducción”, no conseguí encontrar una versión en inglés a tiempo

Su marido accede a que la vean, pero les avisa de que no le sacaran nada, sigue inconsciente y no reacciona a nada. Pero de pronto sucede algo, abre los ojos y trata de incorporarse, su marido la desata, ya que la noche antes se había visto obligada a amarrarla para que no se elevase hasta el techo. Cuando Erika esta libre, se incorpora y con los ojos en blanco comienza a gritar que están cayendo, que ellos están cayendo. ¿Qué es lo que está pasando y quienes y desde donde están cayendo?

Y no habla de la economía europea, que sepamos

Al asomarse a la ventana se dan cuenta inmediatamente de la terrible realidad, hay una persona cayendo desde el cielo y precipitándose al suelo. Corren hacia el lugar de la caída para ver de quien se trata y descubren que es uno de los jóvenes desaparecidos. ¿Pero desde donde ha caído? No hay edificios altos en esa zona, no había aviones o helicópteros sobrevolando la zona, y lo más aterrador, el cadáver tiene una mueca de horror como si antes de morir hubiese sido testigo de algo terrible.

Eso, no hay nubes, porque si las hubiera pensaríamos que lo había llovido…

Erika sigue gritando que están cayendo y más cadáveres caen desde el cielo. Uno tras otro los jóvenes desaparecidos caen muertos sobre el pueblo desde las alturas. ¿Pero que les ha pasado? ¿Desde donde están cayendo? ¿Y por qué cuantos más comics de Junji Ito me leo más preguntas me hago?

Eso, que lo explique alguien, a ser posible el autor

El marido de Erika está desesperado, quiere ayudar y no sabe cómo, así que coloca una red, como las que se usan en el circo para evitar las caídas de los trapecistas, con la esperanza de poder salvar a alguno si cae justo en ese pequeño espacio… No, el marido de Erika no es muy espabilado pese a sus buenas intenciones.

Di que si, con esa pequeña red igual acabas pescando algo… un resfriado

Entonces se le acerca un vagabundo a contarle una historia, había sido testigo de algo asombroso pero pensaba que nadie le creería, pero ahora y a la luz de los nuevos acontecimientos sabe que su historia tendrá algo más de credibilidad. La noche de la desaparición él se encontraba en aquella colina y presencio como todos los jóvenes desaparecidos se reunían allí. Todos ellos se vieron envueltos en un halo de luz, comenzaron a elevarse y desaparecieron en el cielo nocturno.

Brillan y vuelan ¿Luciérnagas humanas? Aun no, pero algún día Junji Ito hará un comic con una idea así

Pese  lo increíble de la historia, el marido de Erika le cree, como no hacerlo tras las cosas que han presenciado en los últimos días. ¿Pero a donde han ido y quien se los ha llevado? El vagabundo cree que eso es algo que está por encima de ellos, que es cosa de los dioses. Quién sabe si tendrá razón.

Si, los dioses se dedican a agarrar gente para luego tirarla, como pañuelos de papel

Con esas preguntas en mente nuestro protagonista se dirige hacia su casa, donde presencia algo horrible y sorprendente. Un grupo de vecinos del pueblo han entrado a su casa, han desatado a su mujer y la están sacando por el balcón. Los pueblerinos, una panda de supersticiosos, culpan a Erika de lo sucedido. Como ella predijo que caerían, en lugar de pensar que igual es solo una víctima más, asumen que es la responsable y se disponen a matarla.

Como ella nos aviso debe ser la que lo está provocando… Menudo detective estas hecho

Le apartan de un empujón y consiguen su objetivo de lanzarla por el balcón, mientras cae Erika comienza a gritar que todos ellos están cayendo ahora. Entonces se detiene en el aire e invierte su caída comenzando a flotar. Mientras lo hace extiende sus manos hacia su marido pidiéndole que la sujete fuerte, que va a pasar algo horrible. Pero Erika se eleva demasiado rápido y escapa de las manos de su marido desapareciendo en el cielo.

Si es que en cuanto nos descuidamos las mujeres se nos escapan

Instantes después ocurre lo que todos temían, todos los jóvenes desaparecidos caen al mismo tiempo como una horrible lluvia de cadáveres. Todos tenían en sus rostros la misma mueca de horror, como si allí arriba en las alturas hubiesen presenciado algo tan terrible que les matase en el acto de puro terror.

It’s raining men! (and women)

Pero no todos cayeron, el cadáver de Erika jamás bajo de los cielos y su marido aun mira hacia las alturas esperando encontrarla algún día y averiguar qué es lo que sucedió.

Igual cae en tu maravillosa redecilla…

¿Nos habla aquí Junji Ito del miedo que tenemos todos a triunfar, a elevarnos, porque eso puede suponer que en algún momento caigamos? ¿Es el miedo a ser abducido por alienígenas juguetones que se divierten tirando gente desde sus naves lo que le preocupa? ¿O lo que le quita el sueño es que un día los dioses nos eleven hasta su reino y no seamos capaces de soportar la experiencia? Aunque quizás, solo quizás, lo que pasa es sencillamente es que Junji Ito está muy mal de la puta cabeza.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
carlos
carlos
30/11/2011 22:07

ya me havia leido el manga simpre pense que su final tenia un mesaje ya que acaba de manera tan metaforica … pero tines razon Junji Ito está muy mal de la puta cabeza.

alguien
alguien
01/12/2011 07:47

y así termina? baahh

crozcotz
crozcotz
25/12/2017 20:43

Esta mal de su puta cabeza, pero más mal estamos los que nos tragamos sin masticar su hermoso arte. Este tío siempre termina dejándome aterrado y confundido. Se parece tanto al amor.