Arqueología Comiquera: Kelly Ojo Mágico

Hoy toca hacer un poco de arqueología comiquera para redescubrir a un personaje un tanto olvidado. Se trata de una de esas añoradas creaciones de la editorial británica IPC/Fleetway que en España publicaron Vértice/Surco entre los años sesenta y ochenta. Uno de aquellos clásicos junto con Flierman, Zarpa de Acero o Mytek entre otros. El que hoy nos ocupa es el aventurero indestructible Tim Kelly, más conocido por el título de su serie, Kelly Ojo Mágico.

 Ni pistolas de rayos ni nada, a ostias es como se acaba con los robots malvados

  En esta serie nos encontrábamos con Tim Kelly, un rico heredero bonachón y fanfarrón que viajaba hasta Sudamérica para reclamar la fortuna de su tío. Una vez allí era capturado por un policía corrupto que pretendía venderle como esclavo. Consigue escapar de sus captores y durante su huida salva la vida a un anciano indígena que en agradecimiento le muestra el templo de Zoltec. Allí encontró una enorme escultura cuyos ojos eran dos gemas, los ojos de Zoltec. Uno de ellos proporcionaba a su poseedor la invulnerabilidad absoluta, mientras llevase el ojo encima nada ni nadie podría hacerle daño.

 Juro que cuando se encuentra el ojo por primera vez este se encuentra pegado a una estatua gigante

Armado con la mística gema Kelly se dedico a viajar por el mundo viviendo aventuras al estilo de la época. Luchaba contra cultos selváticos, malvados piratas, monstruos… Sus aventuras no se diferenciaban demasiado de otros héroes del pasado como Phantom o Mandrake, eso sí, con el inevitable y algo delirante estilo británico. Entre estos adversarios destacaba Diablo, quien poseía el otro ojo de Zoltec. Este, a diferencia del que poseía Kelly, otorgaba a su propietario el poder de controlar las mentes de humanos y animales.

 Estan locos estos romanos

El tomo de sus aventuras cambio a mejor a mediados de los sesenta. En Octubre de 1966 Kelly conoció al Doctor Diamond, un excéntrico anciano con una peculiar forma de vestirse y que había construido una máquina del tiempo con la que podía viajar tanto por el tiempo como por el espacio y que estaba camuflada como un objeto cotidiano, en este caso un reloj de péndulo. ¿Resulta de lo más familiar, no? De este modo Kelly se convirtió en cierto modo en el «companion” de su propio Doctor, viajando por el tiempo para luchar contra todo tipo de amenazas al estilo de lo se que llevaba haciendo tres años en televisión con bastante éxito en Doctor Who.

 ¿Y como dice que se llama? ¿Doctor quien?

En el apartado creativo nos encontramos con que Kelly fue creado por el guionista británico  Tom Tully  y que además es otro de los “hijos” del grandísimo, y tristemente fallecido hace unos pocos días, Francisco Solano López co-creador también del Eternauta entre otros. Con semejante padre artístico Kelly merecía algo más que el semiolvido al que ha sido condenado desde su desaparición del papel impreso en 1971.

 ¿Fue la benemerita la que hizo desaparecer a Kelly por ser un guiri descamisado?

Tras esto poco más se ha vuelto a saber del personaje. 2000AD publico algo en una época en la que creían tener los derechos del personaje, los que se encontraban envueltos en una de esas extrañas marañas judiciales que suele haber cuando desaparece una editorial. Cuando se dieron cuenta de su error ceso la publicación. De él no volvimos a saber nada hasta 2005, en las páginas de la serie Albion, una serie que recuperaba a muchos de los personajes de la desaparecida IPC/Fleetway y que estaba escrita por Leah Moore (La hija de Alan Moore) basándose en ideas de su padre.

 Menos mal que nos quedan los nostalgicos que recuperan a nuestros heroes de la infancia

Es una pena que el personaje haya terminado de esta manera, condenado al limbo de los personajes olvidados y siendo rescatado solo de forma puntual en plan nostálgico. Solo nos queda esperar que algún día alguna editorial decida darle una nueva oportunidad al personaje.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
antoñito
antoñito
18/08/2011 23:45

cito de tu artículo: «…Uno de aquellos clásicos junto con Flierman, Zarpa de Acero o Mytek entre otros…»

sinvergüenza, no has mencionado a ROM, caballero del espacio!!!
Imperdonable. Bueno, te perdono por esta vez

juan
juan
19/08/2011 12:08

Muchacho Planetadeagostini está publicando esta serie (de forma irregular, eso sí) desde hace algún tiempo. Llevan 3 tomos (para septiembre se espera el cuarto). También publican Zarpa de Acero. Es importante informarse. Gracias.

Diógenes Pantarújez
Admin
19/08/2011 13:46
Responde a  juan

Oiga caballero, que no es por enmendarle la plana ni hablar por el vecino, pero me da la sensación de que con «darle una nueva oportunidad al personaje» el amigo articulista se refería a hacer historias nuevas con él, y no a reeditar historias del año de maricastaña que cuyos derechos estan tremendamente baratos. En cualquier caso, no habría sido mala idea hacer notar esa reedición, aunque a mi juicio lo que aquí se transpira es un claro intento de no darle publicidad a Planeta, ya que para el autor no debe de ser una editorial santo de su devoción.… Leer más »