Dani Strikes Back! & The Amazing Traitors from the Russian Estepas

Compañeros, hermanos, lectores, gente que llega aquí buscando fotos de rusas en pelotas y de perros sodomizando pelotas de Pikachu, Dani ha vuelto:

Si, éste es nuestro Dani.

Para resumir un poco las cosas, y por si no quereis leeros los posts que ya contaron su historia, Dani era nuestro amigo el bombero que salió a los internets de dios a buscar novia. Sin embargo, mes tras mes veíamos como sus compañeros de anuncio iban desapareciendo y cogían novia, mientras que nuestro aguerrido bombero seguía buscando su mujer ideal.

Seguro que todos eran gayeses menos él.

Tras varios meses de infructuosa búsqueda, Dani desapareció de los anuncios; parecía haber encontrado el amor al fín. Sin embargo, quedaba una sospecha en el aire, ¿por qué Dani salía en todos y cada uno de aquellos anuncios de las redes de contactos, mientras iban cambiando todos los demás? ¿Por qué el resto de maromos que salían en esos anuncios eran siempre más viejos y más feos que Dani? ¿Es que realmente era Dani el propietario de todas aquellas webs de contactos? Pues lo que empezó como pura especulación, se ha confirmado; Parece ser que, una vez Dani ya ha conseguido encontrar a la mujer (u hombre) de su vida, ha decidido compartir su experiencia empresarial con el resto de la humanidad. Atentos, porque el gurú de las webs de contactos, el magnate del amor en la red de redes, quiere que vosotros sigais sus pasos:

¡Vas a ser un traderfucker, tío!

Bien mirado, no acabo de ver que es lo que pretende Dani con esto, porque esto parece más un anuncio de captación de televenta que otra cosa. Pero bueno, Dani es nuestro colega y, aunque se saque unos durillos haciendo de modelo para istockphoto, el nunca nos engañaría, ¿no?

¡Pero míralo al hijoputa, como se descojona de nosotros!

De todas formas, hay un asunto mucho más serio.Un asunto en el cual nos jugamos mucho más que dinero, nos jugamos la honra. Como varones europeos de la Europa Occidental, estamos acostumbrados a ser considerados como los mejores amantes del mundo por el resto de la humanidad. La sangre y la historia de la vieja Europa nos ha colmado de veteranía en las artes de la guerra y del amor, y por ello todas las mujeres de la faz de la tierra ansían ser colonizadas brutalmente bajo nuestro imperialismo intrínseco. Tal es así que las rusas corrían a occidente en masa para buscar un amor salvaje con nosotros:

¡Me pido a la de arriba!

Pues nuestro gozo en un pozo, ¡las muy perras nos han traicionado! Atención al banner que estan metiendo ahora las muy canallas, pasándose por encima toda una tradición de amor, fidelidad y amistad de la vieja europa hacia el vodka, la balalaika y las matrioskas, ¡ay si Mitrofan levantara la cabeza!

¡Que no hostia! ¡Que les gustan los occidentales de Europa! ¿Que cuernos se les ha perdido en un sitio donde no se puede beber vodka en la calle?

Miserables traidoras, hijas de Putin, ¡esto si que es inadmisible! ¡Se debilida un poco el euro y ya estan corriendo a tirarse a cualquier americano indocumentado! Muy bien señoras de la Madre Rusia, ustedes lo han querido: váyanse a vivir a Alaska, Wichita o como carajo se llamen todos esos territorios sin civilizar repletos de eyaculadores precoces, ¡no las necesitamos para nada! ¡Las mujeres de aquí son más guapas y valen más!

Uh… Esto… ¡Spasiba el vodka estar muy bueno! ¡Nosdrobia la perestroika!

Vale, sólo nos queda una opción; poner anuncios de poligoneras españolas buscando novio en América. Vamos a sabotearlos por completo y recuperar a nuestras rusas, que al final no dejan de ser europeas, ¡copón ya!.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
LUISMA
LUISMA
25/04/2011 11:00

No esta buena ni na la lore!!

Continuity Cop
Continuity Cop
26/04/2011 20:18

Pues yo digo que dani está muerto. Y no lo sabe!

trackback

[…] podéis creer que en Brainstomping nos montamos un culebrón sólo con un simple anuncio de una web de buscar […]