Invencible: Sangre, Sudor y Lagrimas.

Hoy nos encontramos con un comic que quizás no revolucione nunca el género de los superhéroes ni cambie de forma irremediable la forma en la que estos están concebidos, pero sin duda ante lo que nos encontramos es ante un comic que nos hará pasar un buen rato. Así que si el otro día tocaba hablar de Walking Dead hoy toca hablar de la otra gran obra de Robert Kirkman, Invencible.

Creado por Robert Kirkman y Cory Walker, Invencible apareció por primera vez en las páginas de Tech Jacket en 2002, consiguiendo serie propia al año siguiente. Aquí nos encontramos con la historia de Mark Grayson, un chaval de 17 años que va al instituto, tiene un trabajo a media jornada… y un día descubre que tiene superpoderes, ya que su padre no es otro que Omni-Man, el superhéroe más poderoso del planeta, un alienígena de la raza Viltrumita enviado a la Tierra en una misión de paz. Mark se convertirá así en Invencible, luchara contra el crimen, se unirá a un grupo de superhéroes adolescentes y descubrirá que su padre no había sido del todo sincero con el…

Este comic destaca por dos cosas que comparte con la otra obra de Kirkman, Walking Dead. La sensación de que cualquier cosa es posible y la despiadada brutalidad que nos muestran sus páginas. Partiendo con la ventaja de ser un comic de superhéroes ajeno a los grandes universos superheroicos (Aunque este ambientado en el Universo Image y algunos de sus personajes se pasen ocasionalmente por la serie) es la total libertad que tiene Kirkman para contar lo que quiera, se podría decir que excepto el protagonista, cualquiera de los demás personajes puede morir en cualquier momento, y hacerlo de forma horrible, porque Kirkman no se corta un pelo.

Aquí vemos peleas de superhéroes a lo bestia, ostias que no recordaba desde los tiempos de Miracleman. Kirkman quiere que se note que los que se pelean son seres poderosísimos, aquí se acabo lo de que Hulk arrasa media ciudad y no muere nadie o lo del Equipo-A volando una base de narcotraficantes y verles salir a todos por su propio pie de entre los escombros. Aquí la gente muere por miles en las peleas entre superseres, y las ostias entre ellos son bestiales, en lo que va de serie, y ya son siete años, hemos visto desmembramientos, decapitaciones a ostia limpia, gente abierta en canal… y todo mostrado de la forma más grafica posible, tratando de mostrar que así serian los combates entre superseres de existir en realidad, no esas peleas tan limpias a las que nos tenían acostumbrados. Aunque parece que en eso Kirkman ha creado escuela, que en las últimas décadas ver cosas así estaba reservado solo a títulos como Authority y poco más, y ahora puedes ver cosas de estas hasta en título como Los Vengadores o Superman por citar dos ejemplos.

Quizás Robert Kirkman no este llamado a ser el nuevo Alan Moore del comic, pero lo que si está claro es que al paso que va, su huequecito en la historia del comic lo va a tener más que asegurado. Que en cada cosa que hace se nota su amor por los comics, aunque igual lo de llamar a su hijo Peter Parker Kirkman ha sido llegar un poco lejos…

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios