Vuelve el humor desvergonzado de Harada con La Canción de Yoru y Asa

Hoy toca hablar de nuevo de BL, un tipo de manga que tenía algo abandonado y nada mejor para retomar el tema que hacerlo a través de una de mis autoras favoritas, Harada. Una autora que regresa de la mano de Norma Editorial y que en La Canción de Yoru y Asa despliega su sentido del humor más gamberro e irreverente para contarnos una de sus atípicas y cafres historias de amor. Una que en esta ocasión gira en torno a una banda de música en la que algunos de sus miembros acaban estando más compenetrados de lo que ninguno hubiese esperado. Así que vamos a dejar de lado los complejos y sumergirnos en este romance que quizás no sea muy bonito pero sí que es tremendamente divertido.

Mas que cantar dan la nota

Asaichi era un negado tocando y componiendo, pero no cantaba mal del todo, tenía buena presencia y supo rodearse de gente con talento para poder alcanzar su objetivo, ¡acostarse con sus fans! Algo cuyas oportunidades han aumentado gracias a la llegada de Yoru, el nuevo bajista del grupo que ya era una estrella y ha arrastrado consigo a sus seguidoras, algo que no le sienta del todo bien a las inseguridades de Asaichi ya que Yoru tiene todo lo que a él le falta. Y una noche tras un concierto, durante una fiesta privada con unas fans en el hotel donde se aloja el grupo, el alcohol y la oscuridad le juegan una mala pasada a Asaichi. Este, convencido de que se está acostando con una de sus invitadas, nota algo raro (y muy duro) y tras encender las luces se encuentra con que ha confundido a Yoru con una de las chicas y que este se ha quedado encantado con la experiencia. Pero el horror de Asaichi va a más cuando se da cuenta de que él también lo ha disfrutado un montón y mucho peor, que se muere de ganas por repetir…

Por eso es malo hacer cosas bajo los efectos del alcohol

En La Canción de Yoru y Asa y La Canción de Yoru y Asa Bis nos encontramos a la Harada más desvergonzada y divertida, alejada de historias más tiernas como One Room Angel o inquietantes como Color Recipe y Nii-chan, y donde da rienda suelta a una de sus especialidades, los personajes idiotas. Porque la mejor forma de definir a Yoru y Asa es decir que son dos tontos muy tontos, dos cabestros que se meten en líos porque son muy idiotas y demasiado a menudo van por la vida como pollos sin cabeza. A lo que si añadimos que Asa es además muy egoísta, machista e irónicamente algo homófobo, Harada nos ofrece aquí la combinación perfecta para que nos lo pasemos de miedo viendo los desastres en los que se meten estos dos.

Normal que no pare de meterse en lios

Porque aunque Harada es una autora muy versátil que ya ha demostrado que puede contar cualquier tipo de historia, hay que reconocer que este humor sin complejos que en ocasiones puede llegar a ser muy cruel es lo que mejor se le da. Y aunque aquí no llega a los niveles, o mejor dicho, a los extremos, de su Happy Kuso Life, La Canción de Yoru y Asa es una obra tremendamente divertida aunque quizás no para todos los públicos. Y es que el humor de Harada es en algunos aspectos bastante particular e incluso violento y escatológico, ya que esta no se corta un pelo a la hora de hacer reír con elementos que se suelen considerar tabú y que ella no tiene complejo alguno en retorcer a su gusto para convertirlos, si uno es capaz de dejarse llevar, en algo hilarantemente incómodo.

Donde hay confianza da asco…

Y es que cuando se juntan dos músicos idiotas a los que les cuesta despegarse el uno del otro (a pesar del asco que sigue sintiendo Asa junto con su deseo), una entusiasta fan que ha tenido un encontronazo de lo más desagradable con Asa y su hermano el mafioso a quien corroen tanto las ansias de venganza contra Asa como su atracción hacia Yoru, está claro que van a salpicar las chispas y lo que no son chispas también. Por eso aunque estamos ante un BL de lo más divertido, también es uno que tiene, al menos en el primer volumen, más de un elemento turbio e incluso desagradable que son marca de la casa de Harada y por ello si alguien tiene algún complejo o problema con este tipo de cosas es mejor que se acerque a esta obra con algo de precaución.

Hay momentos realmente duros en este manga

En el apartado gráfico Harada sigue ofreciéndonos un gran despliegue de su arte, de su dominio de la narración tanto en los momentos más cotidianos como en los íntimos y especialmente unos personajes con esa expresividad caricaturesca tan característica del manga a la que la mangaka sabe sacar todo su jugo. Algo que se aprecia especialmente en el contraste entre lo que cuenta y cómo lo cuenta, cómo logra que situaciones que en otras circunstancias serían violentas y desagradables se conviertan en cómicas, a veces a nuestro pesar, gracias a cómo exagera y retuerce los rasgos de sus personajes para que no olvidemos nunca que estamos ante una obra en la que la parodia y un humor negrísimo campan a sus anchas. Algo cuyo resultado es que en más de una página casi nos sintamos culpables de reírnos ante lo que estamos leyendo.

Harada a menudo tiene el humor de alguien de diez años

Por todo ello Harada sigue siendo una de mis autoras favoritas del momento, no solo dentro del BL sino del cómic en general, ya que siempre consigue sorprender al lector, ser tremendamente emotiva o forzarnos una sonrisa incómoda con la misma facilidad. Una autora de la que por suerte nos están llegando poco a poco todas sus obras de la mano en su mayor parte de Norma Editorial, siendo la última en hacerlo Yatamomo, otra obra en la que se combinan los puntos fuertes de Harada y de la que no tardará demasiado en caer su reseña.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
22 días han pasado desde que se escribió esto

Ya casi había olvidado que este era originalmente un sitio dedicado al BL. Han vuelto a sus raíces!

Diógenes Pantarújez
Admin
21 días han pasado desde que se escribió esto

Y no lo querríamos de otra forma, que ya se ve la mecánica habitual de hablar del «mainstream» o un tema polémico, primer día comentando los habituales y el segundo y el tercero se llenan reaccionarios encabronados tratando de salvar a la familia «tradicional». En los del BL nos dan por un caso perdido y ni siquiera entran; ésto no nos hará millonarios pero si más felices.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
21 días han pasado desde que se escribió esto

Lo he visto. Wizard aparte, ultimamente han estado tan de actualidad como nunca y lamentablemente viene con ese peligro. Aunque hablar de cosas más antiguas tampoco significa escapar a correr ese mismo riesgo también, así que no sé. El BL parece la apuesta más segura por ahora y de paso le recuerdan a esos “heroes de la tradición” que no se pasen por aquí porque son un caso perdido, xD.

Jesús Manuel Martínez Otero
Jesús Manuel Martínez Otero
20 días han pasado desde que se escribió esto

😂😂😂🥲