Adiós al manga de Dr. Stone de Riichiro Inagaki y Boichi pero hasta luego a Senku y el Reino de la Ciencia

Este domingo ha tocado decirle adiós al manga de Dr. Stone de Riichiro Inagaki y Boichi tras cinco años de andadura en la famosísima revista Shonen Jump. Aunque es una serie que yo descubrí descubrí hace unos pocos meses gracias a su adaptación al anime, un anime que me atrapo de tal manera que tuve lanzarme de cabeza a por el manga porque necesitaba saber como seguía la historia de Senku y el Reino de la Ciencia. Así que lo que toca es hablar de nuevo de las virtudes de esta serie, esta vez desde la óptica del manga, que ha sabido mantener sus virtudes hasta el final.

Este fue el comienzo de un viaje apasionante

Ya hable en su día del anime, y dado que en Japón las adaptaciones suelen ser extremadamente fieles, como ha sido el caso, no me extenderé demasiado explicando de nuevo de que va la historia (aunque sin duda repetiré muchos puntos que ya señalaba en dicha reseña). La humanidad petrificada de forma misteriosa, Senku despertando tras miles de años de letargo con unos objetivos muy claros en mente, averiguar que había sucedido y salvar a todo el mundo. Y por el camino uniéndose a el un grupo cada vez mas numeroso de amigos y enemigos reformados unidos todos ellos por una causa común.

Cuanto ha llovido entre la primera y la ultima portadas de la Shonen Jump que protagonizo Dr. Stone

De esa premisa tan aparentemente simple partía uno de los mangas mas divertidos, emocionantes y optimistas que me he encontrado en muchísimo tiempo. Una serie que siguiendo una formula de éxito compartida con clásicos del genero, esa según la cual casi todos los enemigos pueden ser reformados para convertirse primero en aliados y luego en amigos, solo que en este caso el objetivo final de los héroes es sencillamente hacer del mundo un lugar mejor, salvar a todo el mundo y evitar utilizar la violencia en la medida de lo posible. Y el ver a estos personajes trabajar en equipo, esforzándose en conseguir ese objetivo utópico mientras se ilusionan a medida que van reconstruyendo esa civilización que para la mayoría de los personajes no es ni siquiera una leyenda, ha sido uno de los mayores placeres de esta historia.

Aunque Senku deja mucho que desear en cuanto a tacto

 

Algo que no seria lo mismo sin uno de los mejores repartos de personajes que me he encontrado en mucho tiempo, entre los que es difícil tener favoritos. Personajes que tratan de esconderse tras diferentes fachadas que no tardan en resquebrajarse o que son tremendamente transparentes desde el primer momento (como ese Senku esforzándose siempre sin éxito en aparecer como alguien frio y analítico) Otros cínicos y egoísta que no tardan en ser conquistados por la humanidad y empatía de los miembros del Reino de la Ciencia y también aquellos inocentes y abiertos dispuestos a ilusionarse con cada nuevo progreso que la ciencia del pasado introduce en su mundo (que por eso Sukia se ha convertido en uno de mis personajes favoritos del manga y el anime).

Cuanto voy a echarla de menos

Y todo desemboca en un final tan fantástico y rocambolesco como la propia premisa de la serie, pero al mismo tiempo tremendamente consecuente con el espíritu de la misma. Un final tan abierto como lo es en cierto modo esa ciencia que ha sido casi un personaje mas a lo largo de la serie, algo que nunca deja de avanzar y abrir nuevos caminos para la humanidad. Algo que en las manos de Senku y sus aliados servirá para seguir con el propósito que ha guiado desde el primer momento al Reino de la Ciencia, intentar salvar a todo el mundo y hacer del planeta un lugar mejor de lo que fue.

Si estos dos se empeñan en hacer avanzar la ciencia, no hay limite alguno

Pero aunque el manga es de lo mejor y mas divertido que he leído en muchísimo tiempo, si que tiene un pequeño problema, que aunque no impide disfrutar de la historia no quiero olvidarme de señalar. A lo largo de estos cinco años de aventuras (unos cuantos mas para sus protagonistas) se han ido sumando numerosos nuevos personajes a la historia, algo inevitable dada la naturaleza de la misma pero que ha provocado un inconveniente efecto secundario. Y es que mas o menos hacia la mitad del manga, quizás un poco antes, las nuevas incorporaciones al reparto son tantas, que estos no tienen espacio para desarrollarse tan bien como lo hicieron los personajes presentado en los primeros arcos argumentales. Una saturación que no solo provoca que muchos de los nuevos tengan poco desarrollo, sino que muchos de los favoritos del primer tramo de la serie se quedan un tanto eclipsados hacia el final, cuando no desaparecen durante largas temporadas. Algo que aunque inevitable, dado el volumen de personajes y el ritmo vertiginoso de la historia, también es un tanto triste en ocasiones.

Y esto no es mas que una pequeña parte de los personajes que desfilaron por el manga

Y aunque al manga le hayamos dicho adiós, para Senku y el Reino de la Ciencia no es mas que un hasta luego, ya que su versión en anime sigue en marcha. Este verano se estrenara Dr. Stone: Ryusui, un especial que presentara a dicho personaje y que servirá de prologo al siguiente arco argumental que se desarrollara en la tercera temporada de la serie a estrenar en algún momento del año que viene. Una adaptación que si mantiene el ritmo seguido hasta ahora debería tener material para al menos otras tres temporadas, así que crucemos los dedos para que el anime mantenga su éxito para que este llegue hasta el final y podamos disfrutar de nuevo de la épica odisea de este grupo de amigos.

El viaje mas largo del Reino de la Ciencia esta a punto de comenzar de nuevo

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Diógenes Pantarújez
Admin
1 año han pasado desde que se escribió esto

Muy cabreado por el ninguneo que se le ha hecho a secundarios como Suika, no nos cuentan que fue de ellos ni ná!

Tanis
Tanis
1 año han pasado desde que se escribió esto

Justo terminado de leer el último por mangaplus. La verdad que esta muy entretenida.

Si me preguntaras por cualquier otra serie que publica actualmente la editorial te diría lo de Miyazaki, «el problema de la industria es que esta llena de otakus, que no soportan estar con otras personas y no tienen experiencias propias.»

Esta no es el caso. Es un soplo de aire fresco entre tantos mangas que usan sin un atisbo de vergüenza esas fórmulas del éxito tan y tan repetidas.

Es muy original. Desde el principio. No se toma en serio a si mismo, lo cual se agradece. Y se nota que el autor lo escribe con ilusión, trasladandonos su pasión por la química y la ciencia en esta obra.

Otro punto a favor es que parece que el autor tiene principios. Y no ha alargado la historia innecesariamente. Él tenía planteado contarnos esto, necesitaba tantos números para explicarlo, y así lo ha echo.

Hablo de que muchos mangas cuando tienen éxito, se nota que va el editor pallí y le dice «yamakito, tamos vendiendo, ya me tas haciendo 300 caps más eh? ¿¿¿Cómo que ibas a terminarlo en 20??? ¿Quieres yenes o no Yamakitooo? Ahhh, good boy, good boy.» Como en Death Note, menuda mierda terminó siendo Death Note.

Tengais buena semana.