Peter Bagge torturando a Peter Parker: The Megalomaniacal Spider-Man

Hace no mucho hablábamos sobre «algunas excepciones puntuales» en las que la Marvel y DC del siglo XXI, esas que pensaban ya más en franquicias que en personajes, volvieron su mirada hacia el cómic independiente. A los raros, a los alternativos, a los mugrosos que no sacan tanto dinero como ellos excepto cuando adaptan un cómic suyo al cine y se llevan un porcentaje más grande de royalties. Hoy voy a hablaros de una ocasión en la que a Peter Bagge le dió por dibujar Spiderman…

¡Fijaos en el cariño que le tiene el hombre a la Tía May!

Peter Bagge no necesita presentación, después de todo gran parte de los 80 y 90 habían venido marcados por su personaje Buddy Bradley y El Odio. No, no tenía el pedigrí de haberse movido por la escena underground de finales de los 60 y principios de los 70, pero había supuesto un relevo generacional equivalente al de los Byrne o Starlin en el género de superhéroes a lo que había sido la explosión creativa de los 60. Sin embargo y según llegó el nuevo siglo, Bagge se pasó al enemigo y empezó a trabajar para El Hombre, y cuando digo el Hombre no me refiero a Stan Lee, si no a Joe Quesada.

No señor policía, yo nunca he leído Spiderman de pequeñito, a pesar de que casi por mi edad debería haber crecido leyendo Spiderman…

Y es que en aquel momento Joe Quesada y Bill Jemas dominaban Marvel con la idea de romper con la imagen de la década interior y hacerla más «arriesgada», más alternativa. Con ese objetivo reclutaron al editor de Vertigo Axel Alonso -que había editado series como Predicador- y lo pusieron al cargo de Startling Stories, un proyecto que buscaba autores que nunca habían hecho superhéroes y los ponía al frente de historias cortas sobre los personajes de Marvel. Así comenzó un largo peregrinaje en el que se tantearon autores de todas partes, se hicieron ofrendas a Glycon para conseguir a Alan Moore -no coló- para que finalmente se consiguieran atraer solo unos pocos -Richard Corben- y, más sorprendentemente, consiguieron a un Peter Bagge que jamás reconocería siquiera haber leído un cómic de Spiderman en su vida…

Pues para no haber leído jamás Spiderman bien que se le ocurre la típica idea que uno tiene de friki y la arrastra hasta hacerse profesional.

The Megalomaniacal Spider-Man son solo 24 páginas, sí, pero en el Bagge vuelve a volcar todo lo que se le pasa por la cabeza sin el menor complejo. No se si creerme al propio Bagge cuando dice que la primera vez que leyó el Spiderman de Lee y Ditko fue al documentarse para este cómic, porque quieras que no esto es todo un homenaje tremendamente nostálgico al Spiderman de los 60, el de Gwen Stacy y Peter no mirando con buenos ojos a las manifestaciones estudiantiles. Y que narices, en el centro de su planteamiento hay una frikada muy marveliana, un What If? que responde a la pregunda de ¿y si el idealizadísimo Tío Ben no fuera tan buena gente? ¿Y si su asesinato no fuera algo accidental? ¿Y si el Tío Ben fuera un ludópata que se negaba a pagar sus deudas y decidió matar al usurero al que debía dinero, provocando que este lo matara en legítima defensa? ¿Y sí toda la existencia de Spiderman estuviera construida sobre una gran mentira, y lo correcto hubiera sido hacerse millonario con sus poderes?

Hombre, ¡si te pones así no me extraña que ella acabe teniendo los churumbeles con Norman Osborn!

Sí, Peter Parker descubre que todo es una gran mentira, y su queridísima Gwen Stacy le dice que apechugue y que empiece a preocuparse solo por el número uno, él mismo. Sí, Bagge está citando textualmente al Spiderman de Lee y Ditko, realizando un homenaje en toda regla; la cosa va más allá cuando Peter cambia de actitud y empieza a leer a Atlas Shrugged -sí, sí, el de Ayn Rand- y se convierte en un superhéroe Randiano: Se convierte en un emprendedor, en un empresario millonario a costa de la buena imagen de Spiderman y en un tirano explotador. ¿¿ESTO ES LO QUE QUERÍAS, STEVE DITKO??

Moraleja: No regaléis libros de Ayn Rand a vuestras parejas. Ni a vuestras madres, tías y demás familiares. Ni a vuestros amigos. Que narices, ¡quemad todos los libros de Ayn Rand!

A partir de aquí todo va cuesta abajo; Peter apoya a Ronald Reagan y tiene a Jameson literalmente lamiendo la suela de sus zapatos, insulta a Betty Brandt por «feminista», tiene broncas constantes con Gwen Stacy -que mirándolo por el lado bueno, por lo menos no está muerta- y en general se siente miserable, porque no es quien quiere ser y los años -y sobre todo una barriga cervecera- le empiezan a pasar factura. Hundido en una depresión y al borde del suicidio, tras un evento traumático decide convertirse en un ermitaño y vivir encerrado en su propia casa, lejos del lujo y la opulencia y, en resumen, convertirse en Steve Ditko.

¿Os suena esta escena tanto como a mí y a Neil Gaiman?

Supongo que esto es lo más parecido a un homenaje que puedes esperar de alguien como Peter Bagge, quieras que no esta gente no es muy dada a las hagiografías pero sí a retratar las debilidades del alma humana y hasta dónde nos pueden llevar. En este cómic se nota lo mucho que se divirtió Bagge realizándolo, y aunque más tarde realizó The Incorregible Hulk -que por cosas editoriales no se publicaría hasta casi diez años más tarde- se nota que disfrutó muchísimo con este cómic. En fin, una gamberrada la mar de divertida que leída hoy en día sorprende por lo mucho que está teñida de nostalgia de los buenos viejos tiempos de Spiderman y el cariño al gran Steve Ditko, que espero que lo leyera y lo disfrutara, aunque conociéndolo jamás reconocería el haber hecho tal cosa.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

28 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
CACODEMONIO
CACODEMONIO
02/10/2020 09:06

«Peter Bagge que jamás reconocería siquiera haber leído un cómic de Spiderman en su vida…» Pues tratandose de Bagge y si lo que dice él mismo de su infancia infeliz, puede ser perfectamente verdad. En una entrevista Bagge decía: «Leías cómics a escondidas. Ahora la gente hace largas colas para ver la última de Los Vengadores, pero en aquella época los friquis de los superhéroes eran el hazmerreír.» Hay una cosa que me hace gracia: «Y es que en aquel momento Joe Quesada y Bill Jemas dominaban Marvel con la idea de romper con la imagen de la década interior… Leer más »

Meisenhauser
Meisenhauser
02/10/2020 10:23

Vamos, un Peter Parker Ditkiano sin Stan Lee metiendo la mano y llevándolo hasta el extremo XD. Sí, he leído algunas obras en solitario* de Ditko (y de las más «marginales» como la «Strange Avenging Tales» de los 90 para el editor de la Comics Scene, con quien creo acabó peleándose) y puedo corroborar que esa fascinación por la señora Rand, su objetivismo y pro-egomanía no solo la tenía, sino que a veces se le iba la pinza con el tema (el héroe siempre era perfecto y los demás, si le llevaban la contraria es porque eran tontos o envidiosos;… Leer más »

Save
Save
02/10/2020 11:07

Bagge es del club de los libertarios como Miller y el propio Ditko. Que no se hubiera leído Amazing de pequeño no me sorprendería, que ya adulto no conociera la obra de Ditko pues me cuesta creerlo bastante más.

Zatannasay
Zatannasay
02/10/2020 11:14

Hay dos temas aquí que me interesan mucho. Uno; es que Bagge en el fondo coje a Spiderman para lo que le interesa, para sus temas recurrentes, que es convertirlo en uno de sus personajes perturbados como lo son todos los Bradley o la galería de los horrores que es Mundo Idiota. Retrato y análisis humano; pero de una humanidad nada complaciente, pero sí muy real. Y luego que Ayn Rand es uno de sus temas de interés y por lo tanto tropezarse con Spiderman y su evidente vínculo con la escritora debió ser una bicoca para él, porque en… Leer más »

Zatannasay
Zatannasay
02/10/2020 15:53

Bueno. Eso sería irte a lo negativo del analisis.
Es que no veo muchos analisis sobre ese paso en ningún sitio. De hecho los comentarios que veo, están en su mayor parte realizados por no aficionados al cómic. Gente ajena al medio. No sé si porque casi todos los aficionados que sufrimos eso de primera mano están igual de perplejos y no han sabido reflejar esa realidad.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
02/10/2020 16:24
Responde a  Zatannasay

A lo mejor me voy terriblemente por las ramas pero ¿hablan de cambio de paradigma como el paso del ostracismo a presumir de leer cómics? Creo que tiene una razón tan simple como triste en cuanto a lo que refleja sobre nuestra realidad social actual: el «friki» «disfruta» más del entretenimiento hipermasivo y superpublicitado actual. Está más involucrado que aquel que no lee cómics, tiene sentimientos de apego con el entretenimiento de las masas que las masas no tienen y al desplegar su «conocimiento» despliega que es «más feliz» o «más vivo» porque tiene más en juego que el resto… Leer más »

Lord_Pengallan
02/10/2020 22:03

Yo que de joven andaba con frikis te doy la razón. El auténtico friki es un inmaduro consumista narcisista. Lo que busca es tener más que otro y conocer antes que otro para poder sentir algo de superioridad. Patético. Por eso eso del día friki es el día del gilipollas.

Zatannasay
Zatannasay
04/10/2020 21:05

Pero yo no me refiero al friki. Yo me refiero al lector normal y corriente que lee cómics para él mismo y solo muestra esa faceta si surge espontaneamente. El friki te restriega por la cara su condición de pertenencia al colectivo. El friki precisa que su entorno lo perciba como tal para tener identidad. En mi época no había frikis; si alguien salia a la calle con una mochila del Capitán America lo caneaban; nadie que leyese cómics se atrevía a decirlo en voz alta, nos los intercambiabamos los que nos conociamos a escondidas, como si fuese material perseguido… Leer más »

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
04/10/2020 23:28
Responde a  Zatannasay

Lo importante es dar la apariencia de involucramiento emocional, eso es lo triste que revela el cambio de paradigma; que hay mucha gente completamente dispuesta a aceptar que consumir en orden de dar esa idea es normal y ya casi no sabe porque da esa idea siquiera (o como dice Diógenes: LOS PUTOS COLECCIONISTAS!).

Meisenhauser
Meisenhauser
02/10/2020 12:46
Responde a  Zatannasay

Sobre el desprecio hacia el lector de cómics… en buena parte diría que venía incluso apoyado por el propio mundillo. En los 80, de lo poco que sé o recuerdo por artículos del tema en la época y comentarios de conocidos (porque yo ya leía cómics por entonces, pero no de forma regular ni «metido en el mundillo», así que estaba un poco en mi burbuja y no me enteraba de los líos)… es que, por lo menos en España, había una «guerra». Es decir, aparte de que los tebeos, eran considerados por el público general como «obviamente» para niños… Leer más »

Zatannasay
Zatannasay
02/10/2020 15:48
Responde a  Meisenhauser

Te agradezco el tocho. Sí. Todo lo dividido que estaba el mundillo es cierto. En parte por el ansia de formar tribus del ser humano hasta en la tonteria más grande. Crearte una identidad a base de enfrentarte a algo, a base de contraponerte. Yo leía todo y disfrutaba todo, escalando por edades, claro. Pero me refería más bien al escarnio general que recibías por parte de casi cualquiera en el patio del colegio. Eso no pasaba con casi ninguna otra cosa. Deportes, cine, videojuegos, tele, cromos, etc. Y por eso me llama la atención. ¿En qué momento se pasó… Leer más »

Meisenhauser
Meisenhauser
02/10/2020 17:30
Responde a  Zatannasay

Bueno, yo el escarneo por leer tebeos no lo vi/viví… claro que solía ser porque los tebeos en cuestión de los que se hablaba era Mortadelo y tal, y Mortadelo une a todo el mundo XD. También recuerdo a una compañera de clase oirle hablar a otra de «la saga del traje negro de Spiderman», en una época en la que yo tenía ni idea de todo eso. No era común, pero no raro-raro, aunque sí que es cierto que los videojuegos ya empezaban a ser lo más. Donde sí lo vi fue con los dibujos animados. Concretamente recuerdo a… Leer más »

Last edited 26 días han pasado desde que se escribió esto by Meisenhauser
Snix
Snix
02/10/2020 22:28
Responde a  Meisenhauser

Que desde las dos grandes se lo hagan mirar cuando precisamente dos de las series mas vendidas y mas en boca de todos manga ahora mismo (One Punch Man y Boku no Hero Academia) justo son de superheroes pasados por el filtro nipon.
Otra cosa,tocando el tema que tocan se merecerian un dia una entrada de analisis en el blog

JB VS
JB VS
03/10/2020 16:18
Responde a  Meisenhauser

bueno con respecto al cambio de paradigma, creo que  también se debe al mismo medio en parte, es decir en la era de stan lee & compañia hasta ellos mismo usaban otro nombre para que no se les vinculara con el medio o era un trabajo de mientras llego al trabajo que quiero, pero la cosa resultó mejor de lo que pensaban y entonces la gente quería ahora en el medio, y después los jóvenes lectores alguno que otro pensaba en trabajar en los comics de grande

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
02/10/2020 14:05

Quizás Bagge no sepa de Spider-Man (je), pero alguna idea tiene sobre trabajos semi-autobiograficos y aquí se tira a simplemente exagerar lo que ya estaba ahí en el Spider-Man de Ditko a través de un ligero retoque practicamente estético y nada más. Esto es el ser humano paranoico anti-social al que aspira Ayn Rand pero que no deja de existir en el núcleo de Peter Parker, en esa lucha constante y a pesar de todo, porque es justo y también porque sí. Es la llama dentro de Peter Parker que en la colaboración con Stan Lee y su hiper-simpatía/carisma conquistador… Leer más »

Meisenhauser
Meisenhauser
02/10/2020 15:09

«Sin Steve Ditko Spider-Man jamás habría sido capaz de levantar la maquinaria. Sin Stan Lee Spider-Man jamás habría querido levantar la maquinaria.» Me encanta esa frase ^^, muy inspirada y, me parece, acertadísima.

Ziggy
02/10/2020 16:46

A mi este especial si que me hizo reir mucho y fue mi punto de partida para entender mucho de lo de Steve Ditko y Peter Bagge. Nunca fui de comic indi hasta mucho despues, me gustaban los dibujos bonitos y me parecio genial. Ese ultimo pedazo parecia una parodia a que le paso al hombre del mañana y no creo que Bagge lo haya leido.

Ziggy
03/10/2020 18:21

¿Más todavía?