BWAH-HA-HA-HA: La Historia de la JLI – 7º Parte

La miniserie de “Formerly Known as the Justice League” no había funcionado nada mal y había alegrado a los viejos fans de la JLI, por lo que dos años más tarde se volvió a reunir el mismo equipo creativo para ofrecernos una continuación de aquella historia. Fue entonces cuando se publico, en las páginas de JLA: Classified el “I Can’t Believe It’s Not the Justice League” (No puedo creer que no sean la Liga de la Justicia) Otros seis números de pura diversión a la antigua.

 No por dios, esos tipos otras vez no, asi jamas seremos personajes serios y respetados

En las páginas de esta segunda miniserie vimos cómo el grupo aun se mantenía unido y en el negocio. No puede decirse que fuesen millonarios pero algunos de ellos estaban comenzando a tener incluso un salario. Pero si en la anterior miniserie les vimos tener problemas con la comunidad de vecinos esta vez sus problemas dieron un paso más allá. El cuartel de los supercolegas tenía un nuevo vecino, un viejo villano reformado había abierto, junto con un misterioso socio, un bar en el local de al lado de su cuartel. Esto no les hizo demasiada gracia a los supercolegas, quienes se temían un ataque por parte de este. Lo que no esperaban era que en lugar de un ataque se encontrarían con algo muchísimo peor… Giffen y DeMatteis habían traído de vuelta a la serie la pieza que les faltaba para ser lo que habían sido en el pasado, habían traído de vuelta a alguien que había sido parte imprescindible del grupo. Y es que el misterioso socio de ese bar que se les había instalado al lado resulto no ser otro que… Guy Gardner.

 Admítelo tigre, te ha tocado la lotería

El grupo trato de llevarlo lo mejor posible, pero tratar con Guy no era más fácil de lo que había sido en el pasado. Mientras pensaban lo que hacer y Mary Marvel trataba de superar la aversión que sentía por Guy después de que este la tocase de forma inapropiada, Booster y Beetle fueron enviados a la mansión de la JSA con la misión de reclutar a otra vieja camarada, Power Girl. Esta Ignoraba a Booster todo lo que podía lo que le llevo a vagabundear aburrido por la mansión, donde acabo en las habitaciones privadas del Dr. Fate y jugueteando con un artefacto que había encontrado allí enviase accidentalmente al infierno a sus compañeros. Por suerte el teléfono de Fuego tenía cobertura incluso en el infierno y pudo llamar a Max y compañía, lo que llevo a que poco después Guy y Powergirl acabasen siguiéndoles al infierno. Se encontraron con Etrigan, fueron condenados a servir en una cadena de comida rápida para demonios por toda la eternidad y se encontraron con la que parecía ser Hielo (Quien había fallecido unos años antes) solo para perderla después lo que dejo destrozados a Guy y a Fuego, aunque finalmente consiguieron salir del Infierno pero para acabar en un lugar casi peor.

 ¿Que has hecho Booster? ¡No es culpa mia, Didio nos iba a enviar al Infierno igualmente!

Cuando creían que habían llegado a su mundo se encontraron con que en realidad estaban en un extraño mundo paralelo en el que Mary y el Capitán Marvel eran villanos sadomasoquistas, G’Nort era un monstruo gigante a lo Godzilla y  Max regentaba un club de striptease en el que Oberón era el portero y en el que bailaban desnudas Hielo, Sue y compañía. Tras una casi épica batalla contra el G’Nort gigante que amenazaba con destruir la ciudad y el corrupto Maxwell Lord que amenazaba con volarle la cabeza a la gente (De que me sonara a mi eso eso…). Por suerte para ellos el Dr. Fate había llegado a la sede de los supercolegas y consiguió traerles de vuelta, tras lo cual  les desterró por toda la eternidad de la mansión de la JSA y los supercolegas vivieron felices para siempre… Aunque “siempre” acabo resultando durar muy poco.

 Un Maxwell Lord malvado que amenaza con volar la cabeza de un miembro de la JLI. Debe ser el mismoq ue da vueltas por ahi en DC hoy en dia

En el apartado creativo nos encontramos con que Giffen, DeMatteis y Macguire estaban tan en forma como siempre. Es imposible leer estas dos miniseries y no soltar una carcajada cada pocas páginas y el dibujo de Macguire es aun si cabe más expresivo que en su etapa original con la JLI. Por desgracia el buen trabajo que hicieron en estas dos series se quedo ahí y no tuvo mayor continuidad, aunque lo peor no fue eso. En los siguientes años DC se dedico a destruir con saña lo que había sido la JLI, dejándonos a los fans con la sensación de que esto había terminado para siempre. Pero eso ya lo veremos mañana.

Todo lo bueno llega a su fin

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios