Deedlit in Wonder Labyrinth: Lodossvania

Yo creo que esta va a ser mi semana de la ignorancia más absoluta, porque otra vez hablo de algo de lo que no tengo mucha idea. A ver, de metroidvanias algo bastante sé porque es un género que me encanta, pero de Record of the Lodoss War… Pues ni la más remota idea y encantado, oiga.

Yo es que veo esto y salgo corriendo, así de simple.

Para entendernos, allá por los 90 cuando si la gente quería un anime a lo Dungeons & Dragons tenía la maravillosa Slayers (Reena & Gaudy se tradujo por estos lares) se publicó un manga más «serio» con aspiraciones de épica con elfas de orejas desproporcionadas y mustias que por lo visto tuvo bastante éxito, Record of the Lodoss War. Lodoss es, para entendernos, Dragonlance. Publicada originalmente en 1986 como una transcripción de una partida de Dungeons & Dragons (literal) el autor original Ryo Mizuno no tardaría en adaptarlas como novelas de gran éxito que acabarían desencadenando una serie de OVAs -películas directas a video- mangas y hasta audio dramas. La cosa funcionó tan bien que el hombre siguió sacando episodios y episodios de la historia a través de los distintos formatos hasta hoy en día, con lo que la partida de rol le salió bastante rentable.

Sí, que tengo algo en el fuego.

Mi primer contacto con Lodoss creo que fue a través del manga, y se me cayó rápidamente de las manos; no digamos ya con el anime, que me pareció también insufrible con sus elfos nazis y esas cosas tan desagradables, por lo que oye, al que le guste que disfrute, pero yo no pierdo más el tiempo con esto… Hasta que recientemente sacaron un videojuego de Record of the Lodoss War y resultó que era bueno. Que encima era un metroidvania, uno de esos géneros por los que siento particular debilidad (que tampoco es que me gusten todos, pero donde esté un buen Castlevania…) y vaya, que tenía buena pinta. Ninguno de sus juegos anteriores había conseguido interesarme -tuvieron hasta un MMO, ¡imaginaos!- pero Deedlit in Wonder Labyrinth estaba hecho con un trabajo de pixel art tan hermoso que joder, tenía que probarlo. Y vaya, vaya si merecía la pena.

Y merece la pena porque, entre otras cosas, es talmente Castlevania Symphony of the Night.

Coproducido entre las desarrolladoras independientes Team Ladybug y Why So Serious -nefasto nombre este último, dijo el de Brainstomping- probablemente lo peor de Deedlit in Wonder Labyrinth sea que es un juego de Record of the Lodoss War, protagonizado por la susodicha Deedlit y sus personajes anémicos. Sin tener mucha idea sobre la serie original, estoy convencido de que el juego me ha destripado todas las novelas -se hace referencia a personajes muertos y cosas así- así que si has aguantado lo suficiente de este post aun siendo fan de Lodoss, te aviso de que el juego está situado cronológicamente al final de todo lo publicado hasta ahora, y que solo la nueva novela que va a publicarse en nada en Japón estará más adelantada. Pero vamos a lo importante, al juego.

Alucard en el bosque, ¡pero que bosque más bonito!

Es, esencialmente, un Castlevania: Symphony of the Night. Se parece tanto que a veces bordea el plagio, pero a la vez es una versión más simple que jugablemente hasta se agradece por no obligarte a cargar con un inventario y un millón de reliquias. Deedlit tiene el poder de centrar sus ataques y defensa entre fuego y hielo, ocho poderes mágicos de ataque y equiparse un arma cuerpo a cuerpo y otras a distancia, que serán todos arcos. No es un juego difícil -y aunque lo fuera, siempre puedes hacerlo más fácil a golpe de subir niveles de experiencia hasta que el boss que se te resiste caiga como un mosquito aplastado en un parabrisas- pero sí que está tan bien hecho que tiene ese punto de jugabilidad que te agarra y te obliga a seguir jugandolo hasta que te lo acabas. Y esto tiene mucho valor, porque en ningún momento me importó lo más mínimo Deedlit, sus amores, sus enemigos y su confusión mental a lo largo de toda la historia; simplemente el juego es tremendamente bonito, la música acompaña -aunque no os esperéis precisamente a Michiru Yamane y demás compositores clásicos de Castlevania, esto está bien y ya- y lo más importante es lo dicho, que es tremendamente divertido.

Lo dicho, pixel art estupendo y magias tochas.

Poco más que decir, más allá de valorar que éste sea un juego que se deja jugar cuando tú quieres y no cuando él quiere; que uno ya está un pelín harto de tanto juego que se cree que trabajas para él con sus eventos y tonterías online y se agradece un juego que no tiene más aspiraciones que hacerte pasar un buen rato, que no es demasiado largo ni demasiado corto y que encima vale unos quince euros que amortiza con creces. Vamos, que aunque no haya conseguido que me interese por la guerra de los lodos esos, no vería mal jugarme otro juego de estos…

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

23 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Meisenhauser
Meisenhauser
23/04/2021 09:16

«en ningún momento me importó lo más mínimo Deedlit, sus amores, sus enemigos y su confusión mental a lo largo de toda la historia»: eso es porque M’rabo tiene razón, no tienes sentimientos XD. Ahora en serio, entiendo que «Mi primer contacto con Lodoss creo que fue a través del anime, y se me cayó rápidamente de las manos; no digamos ya con el anime», te referías en realidad al manga, primero. Ese tuvo más de una edición en España, si no recuerdo mal, por la fama de Lodoss. Los animes (aparte de OVAs hay una serie) también tiene bastantes… Leer más »

Payton Wynn
Payton Wynn
23/04/2021 10:19

De «Lodoss War» en su momento vi el OVA que salió en español a principios de los noventa, y me llamó la atención que fuera claramente la adaptación de una partida de «Dungeons & Dragons», porque hasta podías ponerle nombre a cada conjuro que lanzaban (ah, mira, eso era un Proyectíl Mágico, y ahora ha hecho un Dormir). No me llamó demasiado la atención ni me despertó interés por ver si habían más cosas de este mundo. Años después me leí el manga de «La Dama de Faris», que sirve como precuela, y me gustó el dibujo, pero la estética… Leer más »

M'Rabo Mhulargo
Admin
23/04/2021 09:21

Si vas a probar suerte con cosas que tengan manga o anime deja que te recomiende cosas!!

M'Rabo Mhulargo
Admin
23/04/2021 09:51

LEETE ESTO!!comment image?odnWidth=612&odnHeight=612&odnBg=ffffff

M'Rabo Mhulargo
Admin
23/04/2021 10:37

Enlaza porno Aleman para poder denunciar el blog, que lo borren y ser libre!!

M'Rabo Mhulargo
Admin
23/04/2021 10:53

Pero se ve una luz al final!

Roger
Roger
23/04/2021 09:37

El brainstorming que tenemos los directores de rol haciendo partidas no es nada desdeñable como fuente de inspiración.

Leí algo de Lodoss War, pero no me llamó especialmente.

M'Rabo Mhulargo
Admin
23/04/2021 17:37

Intentando hacerme chantaje emocional en publico! que bajo has caído!

Zatannasay
Zatannasay
23/04/2021 20:21

Un Metroidvania tiene que estar muy mal hecho para no ser minimamente bueno. Y más si el arte es bonito, siempre son muy disfrutables. Sobre Loddos, pasó una cosa, que tuvo un aura de anime adulto o épico que le creó una vitola de calidad. Canal plus lo sacó codificado. Bien que me acuerdo. La canción del inicio y el diseño de muchos personajes (Deedlit, el comandante del espadón gigantesco y la elfa oscura que estaba colada por él, los dragones, y otros) evocaban más de lo que al final la historia daba. En definitiva, era un rollo Señor de… Leer más »

Zatannasay
Zatannasay
24/04/2021 08:23

Digo Señor de los Anillos porque en aquella época ni sabía lo que era Dragonlance. De Dragonlance habría visto alguna novela anunciada en la parte trasera de algúna revista o cómic y gracias. De lo que si me acuerdo, fue de que cuando vi los seis VHS de Loddos me quedé con cara de ¿Y ya está? ¿Al final esta es la historia? No me caló nada. Me las vi casi como un deber del colegio. Sin que me generase ninguna emoción. Por decir algo los dos primeros OVAS de La Leyenda de Arislan me gustaron mucho más sin ser… Leer más »

Payton Wynn
Payton Wynn
24/04/2021 09:54
Responde a  Zatannasay

Creo que de los VHS de Lodoss War el único personaje que me interesó mínimamente fue el ladrón (¿Woodchuck?), y va y resulta que acaba corrompido o poseído o algo así, y no recuerdo que fuera porque hubiera hecho nada mal, sino sencillamente le tocó a él de forma completamente arbitraria (en una partida de rol habría sido porque el jugador que lleva el personaje ya no puede asistir a más sesiones y el Director de Juego ha decidido mantener el personaje como PNJ recurrente).

Zatannasay
Zatannasay
24/04/2021 23:45
Responde a  Payton Wynn

Una hechicera había ocupado el cuerpo de una joven sacerdotisa (o algo así), y era uno de los poderes en la sombra en toda la historia (y uno de esos personajes con buen diseño); el enano del grupo solo vivía para liberar su cuerpo de la posesión. El grupo se enfrentó a la hechicera, lograron erradicarla. La chica quedó libre y el enano muere allí mismo. El ladrón se queda apartado en un rincón mientras los demás están arremolinados alrededor del enano yaciente; y entonces el espíritu de la hechicera reaparece emboscandolo para ocupar su cuerpo. Los otros solo se… Leer más »

Zatannasay
Zatannasay
24/04/2021 23:52

Es que en Loddos los personajes eran sacos de tópicos, en plan de: tu el espadachín, tu la arquera elfa, tu el sacerdote…

En Arislan los personajes tenían historia y personalidad, había un trasfondo. Hasta sus oponentes; que no villanos, porque tenían motivaciones correctas con las que podías empatizar, eran muy interesantes.

No hay color entre unos y otros.