La semana de aporrear nazis: En Busca del Arca Perdida

¿Vamos a matar nazis? Vamos a matar nazis. Cuando allá por finales de los 70 después de hacer Star Wars George Lucas empezó a bosquejar junto a Phillip Kaufman el argumento de su siguiente película, Raiders of the Lost Ark (1981) o lo que aquí se llamó En Busca del Arca Perdida, tenía una idea clarísima en mente: los malos iban a ser los nazis. Nazis en busca de magia judía para dominar el mundo, el enésimo expolio de los nazis al pueblo judio, robarles su reliquia más sagrada y usarla para destruirlos. Esa idea existía casi desde el momento en el que Lucas discutía con su amigo Steven Spielberg el crear su propio James Bond, una aventura al estilo de El Tesoro de Sierra Madre con todo el arsenal de Lucasfilm a su disposición; la película debía de ser icónica y jugar con las realidades más puras de su época, y nadie encarnaba mejor al mal en el siglo XX -o en el XXI, que cojones- que los nazis. Nazis a los que debía enfrentarse el héroe, un profesor de arqueología norteamericano heredero de la tradición de héroes vulnerables, un tipo que definiría el género de la aventura para el final del siglo XX: Indiana Jones.

Podría hablar durante mil años sobre esta película, pero hoy voy a hablar solo de algunos de sus temas.

Me parece increíble que a estas alturas de Brainstomping, cuando llevamos ya diez años escribiendo sobre cualquier cosa, todavía no hayamos hablado de En Busca del Arca Perdida, la que para mí es la obra maestra de Steven Spielberg. Sí, cualquiera me podría hablar de la Lista de Schlinder, Tiburón y todo el montón de lecciones de cine que tiene este hombre bajo el brazo, pero si hay una película suya que me sé de memoria y de la que siempre aprendo algo (y que no me canso de ver) ésa es Raiders of the Lost Ark. Cuánto deben de odiar los nazis esta cinta, porque es la que nos enseñó a muchos chavalines de aquellos tiempos lo perversos que eran los nazis en un retrato que no distaba mucho de la realidad histórica; dispuestos a cualquier cosa y pasar por encima de cualquiera por cumplir sus objetivos, a engañar, mentir y robar, en los años treinta los nazis eran un imperio criminal que se extendía por el mundo como un depredador con pies de barro, consciente de que si no se apropiaba de lo ajeno se derrumbaría sobre si mismo porque su monstruoso régimen era insostenible. Por eso saquearon Austria y Checoslovaquia y por eso tratan de robar en esta película la reliquia más sagrada de lo que ellos consideran un pueblo inferior. Es cierto, los nazis históricamente no robaron el arca, pero si hubieran creído en su existencia -y no nos engañemos, estaban bien dispuestos a creer en él- lo habrían hecho sin dudarlo, y hasta se habrían vestido de sacerdotes judíos como en el ritual de Belloq.

Gentuza que se arrastra por conseguir lo que sea, éso es lo que son.

Del mismo modo, me parece tremendamente inteligente lo que hicieron Lucas y Spielberg al no mostrar a Indiana Jones como un espía o un soldado que lucha contra el nazismo, si no como un profesor de arqueología, como un investigador que busca la verdad sobre el pasado. Indy no es perfecto ni como arqueólogo -sus metodos son tremendamente cuestionables- ni como persona, porque le seduce demasiado la idea de ganar fortuna y gloria, pero a la hora de la verdad cree en su trabajo, en la necesidad de compartir con toda la humanidad los secretos del pasado. Todo lo contrario a su rival René Belloq, el arqueólogo francés que se ha dejado seducir por su propia codicia y está dispuesto a robar a quien haga falta al servicio de quien sea, pese a que a lo largo de la película queda claro lo mucho que lamenta el estar al servicio de los nazis. Pero le pagan, y con eso le vale, porque en el fondo es un retrato nada disimulado de los colaboracionistas de la Francia de Vichy.

Hehehe, aquí vais a caer como pichones…

Y es que en el corazón de la película está el debate moral entre Indy y Belloq, el idealista y el que se piensa pragmático pero en realidad lo que ha hecho ha sido renunciar a todos sus ideales. Es cierto que el camino de Indy es bastante más complicado, que lo fácil es esperar a que otro haga el trabajo sucio y robárselo todo después, pero en realidad Belloq se sabe un fracasado, un traidor, una rata a la que ni siquiera los nazis tienen aprecio. Belloq sueña con ser Indiana Jones y hasta intenta suplantarlo en su relación con Marion -buena suerte- pero como buen mediocre y vendido acaba fracasando al ser incapaz de enfrentarse a la verdad cuando abre el arca. Que esa es otra, ¿qué es el Arca?

Los ángeles pasan de parecer hermosos a transformarse en monstruos, revelando la verdad.

Yo de chaval siempre pensé que al abrir el Arca salía la cólera de Dios, que Dios estaba en contra de esos hijos de satanás y los castigaba. No acababa de entenderlo muy bien, pero el dios del antiguo testamento no es un tipo que explique muy bien sus motivaciones, tenía una tremenda mala leche y es normal que los nazis le tocaran los cojones (o los ovarios, o el concepto de ellos que tenga una ente divino). Pero luego, con los años y a fuerza de volver a ver la película, empecé a entender realmente la escena: no es la cólera de Dios ni son ángeles exterminadores lo que asoma del arca, todo es una abstracción de un concepto casi platónico y casi diría que no tanto judío como la mar de cristiano: lo que hay en el Arca es la verdad pura, cuando te muestras ante la idea de la verdad estás completamente desnudo. Según abren el Arca, se encuentran que las Tablas de la Ley de Moises ya solo son polvo, que no está el arma terrible que esperaban encontrar. Es en ese momento en el que las luces de los nazis empiezan a reventar y empiezan a pasar cosas raras; Indy le dice a Marion que cierre los ojos, que no mire, porque lo que está por venir es la luz, es la verdad. Una verdad que tal vez Indy y Marion puedan contemplar sin volverse locos o morir en el acto -recordemos que Indy es un buscador de la verdad, podría soportarlo- pero que los nazis, creados y nutridos por la mentira, son incapaces de soportar. La verdad desnuda toda la hipocresía de Belloq, todas las mentiras que sustentan el fascismo, y acaba destruyendo por completo a todos los presentes menos a los dos únicos que no miran.

La oración que pronuncia Belloq viene a decir que «(…) no confío en hombre ni dependo de ningún angel, más que en el Dios de la verdad cuya Torah es la verdad…»

Ésto se reafirma al final de la película, con el gobierno de EEUU decidiendo abandonar el Arca en un almacén perdido de la mano de dios. Hay cosas que es mejor no ver, no contemplar y dejar encerradas en un cajón de madera, porque la verdad que esconde el Arca no es el verdadero rostro de Dios o el secreto de la omnipotencia, la verdad que nos muestra es nuestra propia verdad, quienes somos en realidad, y muchos -sobre todo los nazis- nunca estarían preparados para afrontarlo.

¡Fascista a la parrilla, yay!

¿Cuántos nazis mueren en En Busca del Arca Perdida? Pues unos cuantos, pero no los suficientes. Durante más de la mitad de la película mueren más nativos y colaboracionistas que nazis, pero según entramos en la recta final empiezan a caer que da gusto, empezando por los 7 que mata Marion en la escena del aeródromo a los que se suman el calvo boxeador, el piloto que noquea la propia Marion y mueren durante la explosión (que seguramente mueran más) para luego sumarse más todavía a la lista durante la persecución del camión y llegar a la gran masacre en la escena de la apertura del arca, en la que cuento unos treinta y tres. La suma total sería sería cincuenta y tres, pero con tanta explosión y gente despeñándose podrían ser más. Tanto da, tenemos mucha semana por delante para matar más nazis…

Mañana matamos más nazis, ea.
Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

36 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Manolin
Manolin
29/06/2020 10:11

Nadie me va a creer , pero yo me dí cuenta del fallo argumental de esa peli muchísimos años antes que la tropa de «The Big Bang Theory» .

Payton Wynn
Payton Wynn
29/06/2020 11:03

Se puede interpretar como fallo o como subversión (incluso aunque no sea intencionada), en el sentido de que los esfuerzos del héroe acaban ayudando a los villanos de la película. De hecho, no deja de ser una repetición de lo que le ocurre a Indy con el ídolo de los ovitos, que si no llega a sacarlo del templo, a Belloq probablemente lo habría matado una de las trampas o sencillamente los ovitos no le habrían dado ninguna oportunidad de entrar en el templo. Por otro lado, sin la intervención de Indy, puede que a Marion la hubieran matado en… Leer más »

Last edited 13 días han pasado desde que se escribió esto by Payton Wynn
Manolin
Manolin
29/06/2020 11:27
Responde a  Manolin

Y bueno, y despues estuvo cuando a los 19 años me fuí a la Uni a estudiar Historia, y empiezo a cursar las asignaturas de Arqueología donde te explican que tras varios dias batiendo tierra en una cesnidera en un barranco de la Jordania profunda habian hallado un pequeño punzon de hueso que revelaba la existencia de un pequeño poblado del paleolitico , o que la curvatura de los huesos del cuello del esqueleto de un buey varios perfiles esteatigraficos mas arriba demostraba que ya utilizaban estos para tirar de carror y uncirlos al arado , lo cual significa que… Leer más »

Manolin
Manolin
29/06/2020 11:28
Responde a  Manolin

En Contemporanea al menos habian Nazis

Roger
Roger
29/06/2020 22:00
Responde a  Manolin

A mi también me dio mucho que pensar ese capítulo de Big Bang… Pero creo que si Indy los nazis hubieran vuelto a su isla y recuperado el Arca. Y la habrían abierto en Berlin delante de Hitler… Armando la de dios, supongo. Así que gracias al doctor Jones, hubo la segunda guerra mundial. Si eso no es ser decisivo…

Zatannasay
Zatannasay
30/06/2020 01:28
Responde a  Manolin

La «revelación» de Big Bang Theory es una tonteria. Es dar por sentado que el hecho de que en el fondo Indiana Jones fracasa en su duelo con sus enemigos y que estos llevan el Arca a donde querían llevarla y abrirla es un error de la película. Pues no. La película es desde el inicio un duelo entre Indiana Jones y su rival y los nazis. Toda la película es un pulso entre ambos: yo te saco el medallón, pues yo saco una copia del medallón quemandome la mano y te secuestro a la churri, pues yo excavo la… Leer más »

Ziggy
30/06/2020 05:00
Responde a  Zatannasay

Bien dicho.

Zatannasay
Zatannasay
30/06/2020 18:34

Por eso digo que pierde en el sentido de que no obtiene el arca. Pero ha ganado en el sentido de que es mejor persona que antes y desde luego gana en eso a Bellocq, que se quema en su miseria. En el Templo Maldito el viaje es más claro. Empieza como un buscadiamantes y un amigo se le muere en los brazos. Llega hasta la aldea y cuando le cuentan la historia y va en busca de las piedras él solo ve diamantes. En la cena le afean todas sus correrias de saqueador de tumbas y de estafador. En… Leer más »

Roger
Roger
29/06/2020 21:57

Esa película le devolvió la vida al pulp en más de un sentido. Es aventura en estado puro. Es magia en acción. Es un ritual obligatorio para niños de ocho años, que debió ser cuando yo las vi.

Roger
Roger
29/06/2020 22:06

Si habláis de los nazis creo que hablar del Capitán América es obligado, pero ya lo habéis hecho… Veamos… Se me ocurre… Hellboy, que los odia y mucho. Una pequeña historia que me gusta mucho es CAP LIVES! En el que el Capitán América sale del hielo en un futuro dominado por los nazis. Y el Cráneo Rojo le ofrece «chicos vestidos de Bucky» si se pasa a su lado. También está Batman/Capitán América. En la que el Joker decide que es un psicópata homicida… Pero es un psicópata homicida AMERICANO! Y se pelea con los nazis… Una peli bélica… Leer más »

TheDodo
TheDodo
30/06/2020 00:20

Lo peor de la Calavera de Cristal no fueron los monos, ni el Indy Jr. ni que no lellegue ni a la suela a las 3 anteriores. Lo peor es que era una buena oportunidad parq, después de 3 pelis dejando claro el Mal que es el nazismo, ahora era la.oportunidad de darle su merecido a la otra gran ideología genocida del Siglo XX y que por algún motivo inexplicable siempre se escabulle y sale de rositas, el comunismo. Pero la pobre calidad del Cráneo tiró por los suelos que hubiesen hecho otra trilogía en los años 50/60 en la… Leer más »

Roger
Roger
30/06/2020 13:38

La calavera de Cristal fue mala con avaricia. Solo me gusta cuando se pegan los chulitos estilo Brandon con los pijos del campus con la camiseta con la inicial de su insti (parece algo de Archie!). Y cuando Indy a punto de morir suelta a Marion: «¿Es mi hijo? Cómo has permitido que deje los estudios?»
Yo personalmente creo que con tantas historias de nazis en la Antártida y demás no hacen falta los soviéticos. Que además no fueron un villano lo bastante consistente en la película.

Zatannasay
Zatannasay
30/06/2020 17:20

Bien dicho. No hay mucha gente que opine así sobre el comunismo. A mi me ha costado discusiones con cantidad de gente que ponen a parir el comunismo. Les digo que confunden comunismo con las dictaduras totalitarias de corte ultraderechista (dictaduras basadas en la patria, en la adoración pseudoreligiosa al lider, en la esquilmacion de grandes franjas de la población en favor de otras, en la persecución de las minorias, en funcionamientos mafiosos de favorecimiento a los adeptos y delacion y miedo y mil cosas lamentables más). Stalin y tantos otros más fueron gente que montaron sus dictaduras a las… Leer más »

Antonio Jota Comu
30/06/2020 18:03

A mí ‘La calavera de cristal’ no me pareció tan, tan mala. Desluce mucho en comparación con la trilogía original, pero creo que pretende un bonito homenaje a la ciencia ficción de los años 50, que es la mejor idea para la evolución de la saga. Y, precisamente, lo que me echó para atrás de la peli es que no sé si parodia la histeria anticomunista de aquella ciencia ficción yanqui de los 50, o si se regodea en ella. Porque luego, en ‘El puente de los espías’, Spielberg muestra a los soviéticos con lo de las torturas con la… Leer más »

TheDodo
TheDodo
01/07/2020 09:40

Entiendo que la gente se eche las manos a la cabeza con tu opinión del comunismo, pero cuando un sistema ha fallado sistemáticamente siempre que ha sido llevado a la práctica, se ha encallecido hasta nuestros días en varios puntos del planeta y ha costado tantos millones de vidas seguir defendiendo con el argumento de «es que aquello no era comunismo de verdad» me parece absurdo. El movimiento se demuestra andando y creo que ya han habido suficientes intentos de ponerlo en práctica y suficientes millones de vidas arruinadas (De hecho cuantitativamente muchísimas más que con el nazismo, al que… Leer más »

JB VS
JB VS
01/07/2020 16:30
Responde a  TheDodo

no soy tan buen analista como ustedes, pero creo que al capitalismo o neocapitalismo se le puede acusar de esa misma cantidad de muertes o más, la diferencia radica en que este navega con la bandera de que lucha por la libertad y la democracia y todas las virtudes habidas y por haber,

hasta donde recuerdo la idea del capitalismo es que todos tengamos la misma oportunidad de generar riqueza y no es así, en el mundo ha cada vez más pobreza y muy pocos ultraricos, entonces también podemos decir que ha fallado


Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
30/06/2020 00:25

Los Nazis jamás van a recibir suficiente castigo por lo que hicieron, se pongan como se pongan los neo-nazis.
Más allá de eso, como dije con O’Neil y Adams, esto es Spielberg dando clases de impacto y demostrando que no tienes que romper con lo anterior para avanzar, sino que usarlo te puede dar muchos más dividendos.

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
30/06/2020 01:06

Y John Williams, que sería de esos dos sin él!

elemeefe
elemeefe
30/06/2020 16:43

La BSO de esta película es magistral. Sin duda la mejor época de John Williams, que venía encabezando maravilla tras maravilla.
Lo dicho, una confluencia de personas en estado de gracia dando lo mejor de sí mismos (Spielberg, Lucas, Williams y… ¡no olvidemos a Lawrence Kasdan!

Stravinkay Modelarus
Stravinkay Modelarus
30/06/2020 17:27
Responde a  elemeefe

Kasdan, no hay que olvidarlo jamás, con ese diálogo juguetón (y la influencia que debió de tener) que Harrison Ford vendía tan bien con su encanto.