The Plot: The Secret Story of the Protocols of the Elders of Zion – Will Eisner desmontando una mentira histórica

Hoy toca hablar de todo un clásico con mayúsculas como Will Eisner, un autor sin quien el cómic moderno sin duda no seria el mismo y que en las ultimas décadas de su carrera se dedicó a explorar todas las posibilidades que daba el medio. Y dentro de esta experimentación podríamos englobar el cómic del que quiero hablar hoy, The Plot: The Secret Story of the Protocols of the Elders of Zion. Un cómic de larguísimo titulo en el que Eisner saco a relucir su lado mas didáctico para tratar un tema al que había estado dando vueltas durante muchísimos años, el desmontar un panfleto con mas de un siglo de historia y distintos gobiernos y organizaciones han venido utilizando para difamar a los judíos. Y aunque esta obra no acaba de ser tan satisfactoria como otras suyas, el enorme talento de Eisner y lo interesante del tema que trata, hacen de The Plot una lectura de lo mas recomendable.

Una imagen sencilla pero tremendamente efectiva a la hora de transmitir lo que han sido estos protocolos a lo largo de la historia

Durante mas de un siglo los protocolos de los sabios de Sion han perseguido al pueblo judío a lo largo y ancho del mundo, un panfleto antisemita que desde los tiempos de los Zares de Rusia ha sido utilizado como arma propagandística con la que convertir a los judíos. en los chivos expiatorios de múltiples conflictos y revoluciones a lo largo de la historia o simplemente como excusa para poder odiar “al otro”. Un panfleto con unas raíces mucho mas antiguas y pintorescas pero que pese a las repetidas pruebas de su falsedad se resiste a desaparecer y que siempre acaba resurgiendo en alguna parte para seguir cumpliendo el objetivo con el que fue creado, extender el odio…

Cuanta razón tenia Eisner

Will Eisner, hijo de inmigrantes judíos. europeos y nacido poco antes de la gran depresión, se encontró con el antisemitismo en muchísimas ocasiones a lo largo de su vida, por eso la existencia de un panfleto como Los Protocolos, que culpaba a los judíos. de haber organizado una conspiración a nivel mundial para controlar el mundo y que siempre se había utilizado como herramienta para criminalizar y perseguir a su pueblo, le obsesionaba. Máxime si se tiene en cuenta la absoluta falsedad del mismo, una falsedad que con el paso del tiempo se había ido volviendo cada vez mas y mas evidente y se había conseguido incluso rastrear el origen del mismo hasta un lugar y época insospechado. Por ello Eisner dedico los últimos años de su carrera y de su vida a la elaboración de la que fue su ultima novela gráfica, completada poco antes de su muerte en 2005.

Y lo triste es que los judíos les daban igual, eran solo una herramienta mas para un fin

 

Aquí Eisner dejo a un lado el costumbrismo semi biográfico que tanto caracterizo la ultima etapa de su carrera (aunque no del todo) y las adaptaciones literarias para crear en forma de cómic una herramienta didáctica que simplificase la historia detrás de este panfleto. Un cómic con el que tenia la esperanza de ayudar a enterrar para siempre este libelo que tanto daño había ayudado a provocar al pueblo judío. Aunque como el mismo dejó claro en el ultimo capitulo, insertándose a si mismo en la historia, no era del todo optimista en que esto fuese a ser así, pero al menos quería aportar su granito de arena a intentarlo.

Pero aunque sabia que seria difícil acabar con este particular monstruo no dejo de intentarlo

El resultado es un cómic histórico que nos lleva desde la Francia del Siglo XIX a la Rusia de los Zares, la Alemania Nazi hasta el presente en el que un anciano autor de cómics se documenta para la elaboración de su ultima novela gráfica, siguiendo el rastro de este panfleto que nació como herramienta para desacreditar a un consejero del Zar plagiando su contenido de un libro critico con el gobierno de Napoleón III y que se extendió por el mundo como una plaga gracias a que el odio irracional siempre busca una excusa con la que justificarse. Y como relato histórico resulta apasionante seguir ese rastro y las vueltas que ha dado, tanto entre los que lo han utilizado como arma como entre quienes han tratado de desacreditarlo.

Incluso infames monstruos de la historia se aprovecharon del poder de esta mentira

Sin embargo ese afán didáctico que guiaba a Eisner, quien estaba centrado en su objetivo de tratar de dejar claro de una vez por todas que esto no es mas que una dañina falsificación, hace que en algún capitulo que otro la lectura se vuelva un poco farragosa con el aluvión de datos que Eisner quiere proporcionar al lector para que a este no le quede ninguna duda.

Y eso si, con todo el respeto a Eisner, diecisiete paginas así igual fueron demasiadas

Por suerte esto solo sucede de forma muy puntual y en el resto del cómic tenemos a un Eisner que a sus casi noventa años seguía siendo un grandísimo dibujante que derrochaba talento y que dominaba como quería el medio, saltándose cuando y como quería las convenciones del medio, prescindiendo de marcos de viñetas y bocadillo o consiguiendo unos efectos de profundidad e iluminación a base simplemente de tinta aguada, o la forma que tiene de representar los flasbacks, que son todo un placer para la vista y el perfecto ejemplo de que su reconocimiento como uno de los mayores genios del cómic es mas que merecido.

Como se echa de menos a alguien de tanto talento

Y aunque es triste que ya no contemos entre nosotros con alguien de su talla, el legado de setenta años de carrera que nos ha dejado repletos de enormes obras es un autentico tesoro del que todo el mundo debería disfrutar. Por ello una vez mas recomiendo no solo darle una oportunidad a The Plot, sino zambullirse de lleno en su ingente obra en la que uno puede encontrar prácticamente de todo y en la que incluso la mas “floja” de ellas tiene unos niveles de calidad altísimos que pocos serian capaces de alcanzar.

Suscribirse
Notifícame de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

18 Comments
más antiguos
más recientes más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
The main man
The main man
22/11/2019 07:58

Me lo apunto, tiene muy buena pinta, y eso de desbaratar mentiras tan anquilosadas en la sociedad me llama la atención

manolin
manolin
22/11/2019 12:19

Tema también ( y tan bien) tratado por Umberto Eco en «El cementario de Praga» , novela que recomiendo encarecidamente

Manolin
Manolin
25/11/2019 12:08
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Hacia los capitulos centrales se vuelve un poco denso y complejo, no tanto por el estilo como por tratar temas y procesos historicos con los que en España estamos pico familiarizados, como la unificación italiana ( ademas de que el siglo XIX en general es una etapa historica enrevesada como pocas) , sin embargo sus primera paginas , un largo monologo interior del protagonista , un individuo odioso: misógino, antisemita , con prejuicios hacia casi practicamente todos los pueblos europeos: italianos , franceses ( a pesar de ser el mismo medio italiano – medio franchute) los alemanes,……, , sim embargo… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
25/11/2019 12:48
Responde a  Manolin

Los buenos hacen eso, meterse en una cabeza totalmente distinta a la suya y darnos variedad de personajes. Es tremendamente deprimente cuando ves como se alaba a autores que se rigen por repetir una y otra vez los mismos clichés con variaciones muy pequeñas, es como si hicieran personajes con fotocopiadora y le encargaran al dibujante disimular su chapuza.

Zatannasay
Zatannasay
22/11/2019 18:22

Es la trampa psicologica del racismo, la argucia recompensadora del ego que usa: La culpa de todo lo malo (paro, plagas, guerras o perder guerras, lo que sea…) es de otros que no son como yo. Por lo tanto la culpa no es mía, es de otros. ¡Ay, que alivio! ¡Como de superior y raza especial me siento! ¡Que destino manifiesto tan maravilloso tengo! Volviendo al cómic en sí. Eisner tiene más interés en contar la historia que en hacer un cómic. Realmente en buena parte, casi es un relato ilustrado. Lo que llama la atención es que no lo… Leer más »

Make Mine Marvel
Make Mine Marvel
22/11/2019 19:10

Eisner tanto en Fagin el judío como en esta obra intentaba concienciar y ser didáctico. Son grandes obras pero el mensaje obstaculiza la historia. Puede parecer extraño pero creo que toda su producción mejora cuando quiere contar la historia y deja que esos elementos fluyan. Contrato con dios o Avenida Dropsie son buenos ejemplos de historias con protagonismo múltiple y reflejo de una era. Ahora divagaré, Ann Nocenti es una gran guionista pero en muchas ocasiones sus proyectos adolecían de una primacía del mensaje sobre la historia como en Daredevil o Nuevos mutante entre otros… Pero bueno también tenemos muchos… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
22/11/2019 19:25
Responde a  Make Mine Marvel

Alan Moore es tan sutil con el mensaje político de su obra como un Terminator un sábado por la noche, yo si buscara ejemplos de obras «devoradas por el mensaje» no miraría a Nocenti, a Eisner o al mismísimo Jack Kirby, miraría a Fletcher/Stewart en Batgirl, a Kelly Sue DeConnick en su primer volumen de Capitana Marvel o Michelinie/Layton en Factor X. Absolutamente todo tiene un mensaje político, otra cosa es que te sientas como si te estuvieras leyendo los consejos del final de cada episodio de Inspector Gadget; al final el tema es parte del mensaje, porque si no… Leer más »

Make Mine Marvel
Make Mine Marvel
22/11/2019 19:41

En eso estoy de acuerdo. Me refiero principalmente a prioritario y secundario. Hay autores que inconscientemente ponen el mensaje y secundariamente la historia. Es muy importante dejar la historia desarrollarse y poder introducir un mensaje que vaya aparejada a la trama. Ya no hablemos solo de mensaje sinó también de las injerencias editoriales o cuando los personajes no se comportan como tal. Todo tiene mensaje y la política también. Por eso a mí me encantan los cómics de los 80 por tener contenido político, por tratar temas sociales y buscar soluciones en ocasiones. Cuando todo se convierte en alegoria y… Leer más »

Ziggy
23/11/2019 01:01
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Toda historia tiene un mensaje, es más, las historias son mensajes en si mismas. El punto es si tu coincides con el mensaje de la obra o si discrepas de él, lo cual no necesariamente afecta la calidad de la obra en si. Hay obras que contienen un mensaje politico lo suficientemente sutil como para que la gente no se de cuenta y otras que plantean la discusión entre posturas diferentes, dejando que el lector decida por cual decantarse. En lo personal pienso que estas son las mejores. Me producen cierto rechazo son aquellas llegan a ser descaradamente propagandisticas y/o… Leer más »

Make Mine Marvel
Make Mine Marvel
24/11/2019 14:25
Responde a  M'Rabo Mhulargo

Me refiero al equilibrio. Si el mensaje es lo primario y la trama lo secundario, no será una lectura natural. Para enterdernos, serían bustos parlantes y párrafos llenos de mensaje. Si ese mensaje lo incluyes bien dentro de la trama y tus personajes lo cuentan de forma natural acompañado a la acción, conversación o situación, consigues un mejor resultado y se interioriza más por el/la lector/a.

Ziggy
23/11/2019 01:04

¡Sabia que en Brainstomping era parte de la conspiracion socialista neoliberalista del anarkismo del KKK judeoislamista chino!! ¡Os habeis desemascarado!!
Broma. Buen articul. Me han dejado con las ganas de leerlo.
(Ya no en broma, me aterra pensar que hay alguien en este planeta que si se cree la conspiracion arriba descrita)

Diógenes Pantarújez
Admin
23/11/2019 17:24
Responde a  Ziggy

Bueno, la conspiración esa de Sión o como se escriba ahora ya está más pasada de moda, ahora les gusta echarle la culpa de todo al tal Soros, a los menas, a los gitanos… Bueno, lo de los gitanos tristemente nunca ha pasado de moda.

Flippy Mcflipe
Flippy Mcflipe
24/11/2019 16:12

Pero Soros es judío. No se, yo diría que el antisemitismo está gozando de una segunda juventud. Pasa que ahora ya no hay immigrantes judíos y hay otros blancos más fáciles como los musulmanes o los inefables gitanos (macho, a estos nunca les dan un respiro) que se reparten el odio de la sociedad entre ellos de forma más o menos equitativa y por eso no resulta tan obvio a simple vista, pero no hay que engañarse, escarba un poco y te encuentras con lindezas bastante populares como el plan Kalergi ese o… Da miedo ver con qué precisión emulan… Leer más »

Diógenes Pantarújez
Admin
24/11/2019 17:19
Responde a  Flippy Mcflipe

Sí, lo de Soros es el mismo perro con distinto collar, en vez de ser una conspiración de varios es cosa de uno solo porque después de James Bond a la gente le gusta eso del supervillano en su guarida manipulando los hilos de todo lo que pasa en el mundo.
Honestamente, los conspiracionistas estos si que son los que tienen demasiado tiempo libre!

Ziggy
25/11/2019 00:34
Responde a  Flippy Mcflipe

Eso digo yo. Que pareciera que se estan guardando para la tercera asi con todo. Ahora, si es que estamos en medio de una guerra comercial, que se quede en ese nivel.