Hace poco analizaba aqui y aqui como había sido el mundillo del comic de superhéroes en los años 90 y de cómo en su día, presa de una enajenación mental transitoria, disfrute como un loco de aquellas historias. También comentaba con temor como el día menos pensado los 90 volverían a nosotros. Pero de lo que no me di cuenta es de que, poco a poco y de forma silenciosa los años 90 habían vuelto a instalarse en el comic de superhéroes. Y es que como diría la pequeña Carol Anne de Poltergeist “Ya están aquí…”

Es difícil señalar un punto exacto en el que los 90 comenzaron a invadirnos de nuevo. Seguramente todo empezó con un poco de magia… Un día, allá por el 2005 en una carretera polvorienta de los Estados Unidos, El Motorista Fantasma cabalgo de nuevo. Johnny Blaze había salido del Infierno montado en su moto dispuesto a luchar una vez más contra las fuerzas del mal, pero no lo hizo solo. Pronto se le unió su hermano pequeño Dan Ketch, el Motorista de los años 90, esta vez convertido en un motorista de fuego azul y a estos dos se les acabaría uniendo incluso la nueva encarnación de Venganza con llamas verdes rodeando su esquelético cuerpo (debían querer diferenciarles fácilmente).

Algo más tarde, en el 2008 reaparecían otros viejos conocidos. Al final de la tercera serie de “Marvel Zombies” hacían su primera aparición los nuevos Hijos de la Medianoche, liderados por Michael Morbius, el Vampiro Viviente, personaje mítico por aquella frase promocional de los 90 de “Si he de beber sangre que sea sangre de criminales” Eso sumado a las constantes apariciones de Blade en serie como M.I.13 los X-Men, Los Ultimates y demás, nos hacen temer que el próximo paso sea bastardizar una vez más al pobre Doctor Extraño para que no desentone entre sus antiguos camaradas.

Pero no solo de magia vive este renacer de la pasada década. Una nueva serie de X-Force apareció de la nada. Masacre, una de las mejores creaciones de Rob Liefeld, está viviendo actualmente su edad dorada, con multitud de series regulares, limitadas y especiales protagonizados por él. Estando una de las cuales, Deadpool Corps, dibujada por su creador en persona en su triunfal regreso a la editorial que le lanzo al a fama hace ya tantos años. Y como Masacre no es un desagradecido incluso se permitirá en los próximos meses dedicar un número especial a homenajear a su hermano y camarada fallecido Cable, como podemos apreciar en esta portada que ya adelantamos en nuestro anterior post.

Tenemos el mundo místico, el de los héroes con pistolones. ¿Qué nos falta? Las versiones duras y chulescas de los héroes clásicos, que como no, también están volviendo. Tom DeFalco y Ron Frenz se han unido de nuevo para contarnos el triunfal regreso de Thunderstrike y ya se anuncia para final de año una nueva serie regular de Maquina de Guerra. Me atrevo a vaticinar que el siguiente paso será rescatar al ahora tullido John Walker/U.S.A.gente de la serie de los Thunderbolts y ponerle de nuevo en primera fila convertido en un Cyborg a imagen y semejanza del añorado Cable.

Mañana más y mejor con la segunda parte de este articulo. Presenciaremos como la invasión se extiende hasta el último rincón de la Marvel y como incluso extiende sus tentáculos hasta DC Comics.

Anuncios